• Regístrate
Estás leyendo: 19 de septiembre 2017: La pesadilla volvió con sobrecogedora puntualidad
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 20:29 Hoy

19 de septiembre 2017: La pesadilla volvió con sobrecogedora puntualidad

Con epicentro más cercano a la capital, ahora Morelos, la alarma sísmica se activa por segunda vez en un día, en menos de dos horas, primero como simulacro y después como tragedia.

1 / 4
Publicidad
Publicidad

Varillas retorcidas, concreto roto, montículos de escombros, polvaredas, fugas de gas, incendios, vidrios rotos. El eco de la doble alarma sísmica del día continúa en medio de los gritos de pánico, las corretizas y el silencio que le sigue, ese de la incertidumbre, del miedo, del desconcierto. El eco que acompaña a quienes se mueven a toda prisa y a quienes deambulan en modo zombi. La pesadilla está de vuelta con sobrecogedora puntualidad.

TE RECOMENDAMOS: En la CdMx suman 94 muertos y 800 heridos

Como drama televisivo o cinematográfico, la trama es tan inverosímil que no prospera ni como guion de estudiante: un sismo devastador de magnitud 7.1 solo dos horas con 14 minutos después de un simulacro que conmemora la tragedia de 32 años cinco horas y 55 minutos atrás, en la misma ciudad, a 12 días de otro con mayor intensidad, pero con consecuencias menos graves.

No, es una historia excesiva, mala, sin credibilidad.

Imposible.

Pero así sucedió.


Con epicentro más cercano a la capital, ahora Morelos, la alarma sísmica se activa por segunda vez en un día, en menos de dos horas, primero como simulacro y después como tragedia, parafraseando aquella expresión de Marx que suele atribuirse a Hegel.

Sin embargo, la alarma suena cuando ya ha empezado la sacudida, cuando nadie puede creer lo que está sucediendo no porque les sean ajenos estos fenómenos, sino por la fecha, por el simulacro previo, por la cercanía del temblor anterior. Imposible.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué transporte es gratis en la CdMx por sismo?

Desplomes y polvaredas en las colonias Roma, Condesa, Del Valle, Doctores… El 19-S versión 2.0. Otro 19 de septiembre letal.

Decenas y decenas de personas en las calles. Resurge la solidaridad del 85 y no solo en las labores de rescate entre los escombros, sino también como improvisados agentes de tránsito ante la incapacidad de los trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública. Frente a los derrumbes, los espontáneos acuden al salvamento, los puños en alto para guardar silencio y oír los llamados de auxilio, los aplausos a cada rescate, así sea el de un perro.


En pocos minutos se va ampliando el umbral de la tragedia y las calles de la ciudad van perfilando su rostro vespertino: llenas de autos que avanzan a duras penas en dirección al norte y al centro, mucha gente caminando por aceras y camellones, todo en medio de un silencio que denota desconcierto, miedo, incertidumbre. Cuadrillas improvisadas de gente con picos y palas rumbo al desastre.

TE RECOMENDAMOS: Se repite la historia: un 7.1 aterra a CdMx

Contra lo que pudiera pensarse, sobre todo por la experiencia del 85, el Metro funciona y con una ocupación moderada, sin aglomeraciones en las líneas 1, 9, 12 y 3 hasta donde le consta al escribiente, como sí hay en la superficie, donde los convoyes de soldados y marinos tienen problemas para llegar a la zona cero, ese triángulo que forman colonias del Centro con la Del Valle.


Los montículos de fierros retorcidos y concreto partido tienen un doble efecto, pues no solo exhiben la tragedia en curso, sino que reviven los fantasmas del 85. Ahora la sacudida ha llegado adonde no solía pasar del susto: Portales, Narvarte, Xochimilco, Villa Coapa, Polanco, Tránsito…

La pesadilla del 85 está de vuelta con sobrecogedora puntualidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.