No habrá rellenos suficientes para la basura si no se recicla

Empresas de diversos ramos presentaron a los ayuntamientos opciones para convertir los desechos en una fuente de ingresos, esto a través del procesamiento de varios materiales para volver a darles ...
Conjuntan el beneficio económico y el cuidado al ambiente.
Conjuntan el beneficio económico y el cuidado al ambiente. (Iván Carmona)

Estado de México

De 125 municipios en la entidad, solo 70 disponen sus residuos sólidos en rellenos sanitarios controlados que cumplen con la norma, informó Ismael Laurrabaquio Guillén, director general de Prevención y Control de la Contaminación del Agua, Suelo y Residuos.

A nivel nacional se producen 102 mil toneladas de desechos sólidos cada día, de las cuales 15 por ciento son del Estado de México, donde solo se recicla 11 por ciento, indicó Laura Mitzi Barrientos, delegada de la Semarnat.

En promedio, al día, cada habitante genera un kilogramo de basura, pero a este paso no habrá rellenos sanitarios suficientes para almacenarla si no se incrementa el reciclaje, advirtió la directora de Medio Ambiente de Metepec, Lucy Álvarez Medina.

RECICLAN 600 MIL LLANTAS DE EDOMEX

En todo el país se desechan al año 25 millones de llantas, de las cuales solo se trata 10 por ciento.

Las alternativas de disposición que existen actualmente no son suficientes para evitar que se conviertan en focos de infección.

Ecoltec es una estas compañías dedicada a la recolección y disposición final de basura industrial, entre esta los neumáticos, que son triturados y usados como combustible alterno en los hornos cementeros de Holcim, que tienen convenios con municipios de 19 entidades de la República.

En el Estado de México trabajan con 23 demarcaciones como Toluca, Almoloya de Juárez, Zinacantepec, Mexicaltzingo, Ocoyoacac, Tenango, Tenancingo, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Apaxco, entre otras.

Los ayuntamientos se encargan de acopiar las llantas y la empresa va por ellas. En estos casos no hay pago de por medio; la función que hace Ecotel es dar utilidad a un residuo especial.

En 2012 recibieron de los municipios mexiquenses 300 mil llantas y en lo que va de este año ya duplicaron la cifra, pero aún quedan millones de neumáticos sin una disposición adecuada.

EL CASO DEL UNICEL

La empresa Dart de México, ubicada en Atlacomulco, tiene tres años de vida y se dedica al reciclaje de unicel. Esto se lleva a cabo a través de cuatro pasos: acopio, densificado, peletizado y finalmente la transformación a objetos plásticos que no tengan contacto con alimentos.

Gerardo Pedra Rocha, gerente corporativo de Programas de Reciclaje, explicó que para el fácil manejo del producto, le quitan todo el aire y se quedan con la materia prima para hacer artículos como marcos, reglas, alhajeros, entre otros que tengan una vida útil más larga.

"Tenemos capacidad de hasta 400 toneladas anuales. Somos la única empresa a nivel nacional que hace esta labor. Vamos a presentarles el proyecto, valorar cuánto genera el municipio y si es conveniente instalar un centro de procesamiento local", señaló.

Lo más complejo para la compañía es el acopio, encontrar material limpio, recolectar todo lo que se desecha y que muchas veces va mezclado con infinidad de productos por la falta de cultura de separación de residuos por parte de los ciudadanos y los ayuntamientos.

Dart solo tiene convenio con Toluca que cuenta con 13 centros de acopio donde se recibe el material.

Todo es a través de donativos.

Además, pusieron en marcha un acuerdo con la UAEM para hacer un programa piloto en sus cafeterías, similar al de la UNAM y empresas-oficinas.

ELECTRÓNICOS PELIGROSOS

"Proami" se dedica a recolectar toda clase de aparatos electrónicos que por seguridad no pueden revolverse con otros residuos. Ellos desarman los productos y exportan las tarjetas de computadora a Canadá, venden el cable por separado, el plástico y cada una de las piezas que se pueden encontrar en celulares, computadoras, estéreos, entre otros.

Mercedes Arce González, ejecutiva de cuenta, señaló que además brindan apoyo para el borrado de información de discos duros a través de un software que se utiliza en el departamento de Estados Unidos.

Igualmente, reacondicionan equipo de cómputo para venderlo a personas de bajos recursos.

Asimismo, alistan el arranque de labores con la capital de Toluca y el Distrito Federal, por lo cual tratarán de ampliar su servicio a través de los ayuntamientos. La idea es coordinar reciclatones, con lo que ellos llevan los contenedores y expiden certificados de reciclaje que los avala ante cualquier auditoría ambiental por el buen manejo de residuos peligrosos.

La empresa ubicada en Lerma recibe una cantidad muy variable de desechos. En solo un mes llegan a obtener hasta 3 mil toneladas de un solo cliente, pero depende mucho de los eventos que organicen con diversas instancias para que la gente lleve este tipo de residuos.

COMPRA-VENTA DE DESPERDICIOS

En el mercado existen empresas como Desperdicios Industriales Bautista (Dibasa), ubicada en el municipio de Tenango del Valle, que comercializan cartón, papel, Tetra Pak, chatarra, lámina, plásticos y madera obtenida en Villa Guerrero, San Antonio la Isla, Zinacantepec, entre otros.

Víctor Ugalde informó que hay suficiente mercado para la compraventa de este tipo de basura, tanto, que los precios son regidos por la Bolsa Mexicana de Valores que un día fija el costo del PET en cinco o siete pesos y para el siguiente en 2.50.

Su venta, dijo, son ingresos potenciales para los municipios, pues algunos, tan solo de PET, les llegan a vender al mes 30 toneladas y obtienen 50 mil pesos de ganancias, pero en realidad son pocos los que optan por reciclar.

También trabajan con escuelas, a las cuales les pagan en efectivo o especie, y con otras empresas que en ocasiones también compran los productos que ellos obtienen. La principal carencia para el reciclaje sigue siendo la falta de cultura para separar residuos y entregarlos limpios, así como la necesidad de que los ayuntamientos se organicen a fin de poder hacer labores ecológicas que realmente tengan impacto en su jurisdicción.