Con pata de conejo

Un gol de último minuto de Isaac Brizuela le dio el triunfo a los Diablos Rojos del Toluca 1-0 sobre las Chivas del Guadalajara. Los choriceros se mantienen como sublíderes generales
"El Conejo" anotó al 88’ en jugada individual.
"El Conejo" anotó al 88’ en jugada individual. (Iván Carmona)

Toluca

Después de haber forjado por 90 minutos una victoria que parecía no iba a llegar, a los Diablos Rojos del Toluca les bastó una pata de conejo para sumar su tercera victoria consecutiva y sexta del torneo, un agónico gol de Isaac Brizuela para que los mexiquenses derrotaran 1-0 a las Chivas Rayadas del Guadalajara, en acciones de la fecha 8 del torneo de Clausura 2014.

El cotejo, que se desarrolló en un repleto estadio Nemesio Diez, tuvo a un Toluca dominante pero poco certero ante unas Chivas bien paradas a la defensiva y con un portero como Antonio Rodríguez que fue la figura de la visita al sacar por lo menos tres oportunidades de gol.

Ambos equipos llegaron con rachas positivas a este partido, Toluca como segundo general buscaba una victoria que lo mantuviera pegado a Cruz Azul en la lucha por el liderato; Chivas, venía de menos a más y también requería de unidades para mantenerse entre los primeros cuatro de la liga.

Por primera vez en la temporada los Diablos de José Cardozo repitieron una alineación, la misma que ganó en Veracruz y que ahora en casa quería su tercera victoria consecutiva, la sexta del torneo. Por su parte los dirigidos por José Luis Real presentaron lo mejor de su plantel, aunque con sensibles bajas como la del defensa Carlos Gerardo Rodríguez y el delantero Aldo De Nigris.

JUEGO ABIERTO

La naturaleza ofensiva de ambos conjuntos hizo un arranque de partido de ida y vuelta, con aproximaciones en ambos arcos. Guadalajara plateó un parado extendido por todo el terreno de juego, apretó la salida de los Diablos y apretó la marca desde medio campo, todo ello provocó incomodidad en los escarlatas quienes no pudieron tocar el balón como acostumbran.

Fueron las Chivas las primeras en probar suerte, un disparo de larga distancia de Israel Castro que pasó apenas desviado, de hecho fue de lo poco claro que tuvieron en la primera mitad, pues una vez que Toluca se sacudió esa presión en la marca provocó un vendaval de oportunidades que por poco rompen el cero.

El final de la primera mitad fue donde Toluca tuvo sus mejores momentos.


RODRÍGUEZ, LA FIGURA

La voz de la tribuna del Nemesio Diez se escuchó al minuto 17, en una falsa alarma de gol ya que el silbante Miguel Ángel Flores anuló la anotación de Velázquez por un anterior fuera de lugar de Ríos.

Sin embargo, a partir de ahí Toluca replegó por completo al Guadalajara, provocó muchas llegadas y convirtió al portero del rebaño, José Antonio Ridriguez en la figura del cotejo.

Y es que el portero de Chivas ganó por lo menos tres mano a mano que evitaron la caída de su arco en jugadas que parecían inminentes goles del Toluca.

Al minuto 23 tuvo una valiente salida de frente para evitar el remate de Isaac Brizuela que entró sin marca al área chica a pase filtrado de Sinha. Después, al 34' el mismo Rodríguez salvo su arco, ahora con una barrida en el área justo en el remate de Benítez. Cinco minutos más tarde el cancerbero tapatío se lanzó de manera correcta ara interrumpir el potente disparo de Brizuela, tiro cruzado que sacó con un manotazo.

El final de la primera mitad fue donde Toluca tuvo sus mejores momentos, incluso, al 42' Edgar Benítez pudo definir el partido, después de una serie de rebotes en el área le cayó el balón y sin marcq puso definir con fuerza pero prefirió un toque suave que se fue por arriba del arco de Rodríguez.

La anotación sentenció el partido, ante un Toluca que nunca tuvo una insinuación de peligro en su arco.


La única de Chivas llegó al 43', una contragolpe orquestado por Enríquez, quien cedió por izquierda a Fierro, el cual sacó un servició medido para El Chatón, que en el área y sin marca sacó un cabezazo deficiente que se fue desviado.

¡CONEJAZO!

La segunda parte del partido tuvo ajustes de Chivas que impidieron las constantes llegadas del Toluca, si bien el Guadalajara ya no pudo generar nada a la ofensiva sí evitó los embates del rival, lo más peligroso fue un suave disparo de Velázquez dentro del área.

Todo indicaba que se sellaría el empate, pero faltando un par de minutos al cotejo (88') apareció el más insistente de la tarde, un Isaac Brizuela que por primera vez se cambió de banda y piso el costado izquierdo, ahí recibió el balón en tres cuartos de campo, encaró en diagonal a la zaga del rebaño, quien lo complació y le dio espacios, lo suficiente para llegar a la entrada al área donde sacó un potente disparo raso que se fue a estrellar al poste derecho y después se anidó en las redes para el definitivo 1-0.

La anotación sentenció el partido, ante un Toluca que nunca tuvo una insinuación de peligro en su arco, pues Guadalajara no tuvo una mínima capacidad de reacción.