Se oponen pobladores de Atenco a plan ecológico del aeropuerto

La lideresa de los ejidatarios, América del Valle, dijo que comprar las tierras para cambiar el uso de suelo es mucho mas "maquiavélico" que el decreto presidencial de hace 14 años.
La arquitectura del nuevo aeropuerto está inspirada en el escudo nacional, el águila devorando a la serpiente.
La arquitectura del lugar está inspirada en el escudo nacional, el águila devorando a la serpiente. (Foster and partners)

Ciudad de México

América del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, aseguró que el terreno donde se construirá el nuevo aeropuerto no son las tierras que detonaron el conflicto hace más de una década, pero indicó que los campesinos tampoco están de acuerdo con el plan ecológico que presentaron.

"Quizá no van a ocupar un centímetro para las pistas, pero ya compraron tierras para un plan ecológico del Lago de Texcoco", dijo en entrevista con Radio Fórmula.

Aseguró que lo que los ejidatarios quieren es inversión para el campo, para seguir produciendo en sus tierras. Del Valle dijo que la forma en que se ha planeado el proyecto va a terminar con su forma de vida ya que sus costumbres no tendrán cabida con la nueva dinámica que se planea imponer a la zona.

"No es un No estúpido al aeropuerto, decimos no al despojo de nuestras tierras, que son vida, nosotros no cabemos, no cabe nuestra forma de vida."

Dijo que la forma en que se apropió el gobierno federal de terrenos para el nuevo aeropuerto es mucho más "maquiavélica" que hace 14 años, cuando se intentó despojarlos de sus tierras mediante un decreto y ahora es con el cambio del uso de suelo.

"A través de la Conagua han manipulado a los ejidatarios para despojarlos de la tierra", dijo Del Valle y aseguró que esas tierras son ejidales y un bien social, no pueden considerar como propiedad privada y ser vendidas a la Federación.

Aseguró que presentarán sus quejas y demandas el próximo lunes en la asamblea que se celebrará en el Tribunal Agrario de Texcoco, además anunció una protesta frente al Tribunal Agrario ubicado en la colonia Roma para ese mismo día, a las 10:30 horas.

América del Valle dijo que se encuentran en el derecho legítimo de defender sus costumbres y sus terrenos ejidales, que calificó como un bien social y comunal resultado de la Revolución. Indicó que no se oponen al desarrollo, sino a las afectaciones que sufrirán.

"Sí nos van a afectar, queremos que las generaciones futuras tengan una vida digna, hoy vemos como hay ciudades aglomeradas, son indignas. Tiene que ver con una urbanización desmedida que no se pone a pensar en la vida."