ENTREVISTA | POR JESÚS QUEZADA

Mauro Máximo de Jesús Ex atleta paralímpico

El multimedallista paralímpico deja las competencias de alto rendimiento en medio de polémicas sobre la categoría en que compitió en las justas internacionales pero detalla que 19 años de trabajo y entrega a su deporte nadie puede cuestionárselos.

“Con la frente en alto”: ex atleta paralímpico

Mauro Máximo de Jesús.
Mauro Máximo de Jesús. (Especial)

Toluca

Por muchos años fue portadas de periódicos y blanco de halagos por sus soberbias actuaciones en Juegos Paralimpicos, Campeonatos Mundiales y hasta ostentas dos récord del orbe, méritos suficientes que pusieron a Mauro Máximo de Jesús entre las grandes glorias del deporte adaptado en México.

Sin embargo, un cambio de reglas en la Federación Internacional del Deporte Adaptado lo quitaron de la categoría donde siempre competía, para el organismo sólo fue un reajuste de divisiones, pero para muchos en México fue el pretexto ideal para atacar al hombre que más éxitos deportivos a cosechado en el extranjero.

"Lo más importante es que camino con la frente en alto de que trabajamos con honestidad siempre"

Lo calificaron de "cachirul", "deshonesto" y "traposo", pero el oriundo de Aculco, Estado de México hace caso omiso a esas críticas, sí decidió retirarse de las competencias pero no acepta que se manchen tantos años de trabajo, diarios entrenamientos, sacrificios familiares y dedicación a una disciplina que hasta el momento no hay quien equipare sus marcas, registros que siguen vigentes pues la Federación Internacional los avala.

¿Cómo se siente después de tomar la determinación de retirarse del alto rendimiento?

"Me siento muy afortunado con la gracia divina de haber venido al mundo, por el respaldo que siempre tuve de mi asociación, de mi federación, de mi familia, de los medios informativos que en su momento difundieron todo lo que hice, agradecerle a las autoridades, por todo".

Mucho lo han criticado ¿qué responde a todos ello?

Respeto las reglas del IPC, las reglas del Comité Nacional del Deporte, mi federación y todo eso, creo que en la vida todo tiene un principio y un fin, que bueno que ahora tengo más tiempo para poder convivir más con mi familia, también no quiere decir que me he olvidado 100 por ciento del deporte, también en la casa en Aculco lo sigo haciendo, lo más importante es que camino con la frente en alto de que trabajamos con honestidad siempre.

¿Cuál habrá sido la clave del éxito, la honestidad?

Sí, pero yo nunca gané nada solo, todo fue gracias a un equipo multidiciplinario que me ayudó en todo momento y ojalá que todas las generaciones que vengan detrás de nosotros luchen, trabajen, se disciplinen y respeten las reglas, si hacen eso mañana también recibirán los propio".

Fueron 19 años en el deporte de alto rendimiento y me siento muy afortunado porque tuve todo, afortunadamente mi familia siempre estuvo presente, siempre recibí de las autoridades muestras de apoyo del gobierno estatal y federal, siempre estuve trabajando desde 1996 hasta julio de 2013.

¿Cuántos logros deja Mauro Máximo?

Fueron siete medallas olímpicas de bronce en Atlanta 96, la de plata en Sydney, Australia, la de oro en Atenas, Grecia, la de oro en Beijing y la de plata y bronce en Londres, Inglaterra 2012, pero también recordar el trabajo que se hizo conjuntamente con mis entrenadores y un gran equipo multidiciplinario.

¿Le gustaría compartir estas vivencias y éxitos?

Cuando me soliciten me gustaría asistir a las escuelas, no voy a cambiar el mundo, pero si les puedo decir a los niños y a las autoridades que es lo que me sirvió a mi para llegar hasta aquí.