Atizapán de Zaragoza, refugio de narcos

En este municipio mexiquense, donde la incidencia delictiva va a la baja, 'Don Neto' vive en prisión domiciliaria, 'La Barbie' tenía una casa de seguridad y fue detenido 'El Quinceañero'.
Capos en Atizapán de Zaragoza.
Capos en Atizapán de Zaragoza. (Especial)

Ciudad de México

Atizapán de Zaragoza, municipio mexiquense de bajo grado de marginación y donde la incidencia delictiva va a la baja, se ha convertido en refugio de narcotraficantes de distintos grupos criminales.

Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, líder del cártel de Guadalajara, vive en prisión domiciliaria en una de la zonas residenciales del municipio, en otra fue detenido Nahum Abraham Sicairos Montalvo, El Quinceañero, presunto operador financiero de Dámaso López Serrano, El Mini Lic; y hace algunos años, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, tenía ahí una casa de seguridad.

Atizapán de Zaragoza se ubica al noreste de Toluca y colinda con los municipios Isidro Fabela, Jilotzingo, Naucalpan, Nicolás Romero, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli.


Capos del narcotráfico viven, han operado o se han escondido desde viviendas de las zonas residenciales de Atizapán de Zaragoza, donde la entrada es vigilada las 24 horas por guardias de seguridad privada, y por donde sólo circulan autos de lujo.

Entre los exclusivos fraccionamientos en el municipio están Zona Esmeralda, Valle Escondido, Club Country y Chiluca, Bosque Esmeralda y Condado Sayavedra.

Sólo una ruta de transporte público circula por la zona y pasa a determinada hora; los usuarios de los camiones de la empresa Monte Alto son en su mayoría empleados de los centros comerciales cercanos y quienes dan servicio a los dueños de esas casas.


En 2016, cuando se le concedió la prisión domiciliaria al líder del cártel de Guadalajara, Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, el capo eligió una residencia del fraccionamiento Hacienda Valle Escondido para purgar los diez años -de 40 a los que fue condenado- que tenía pendientes por el homicidio de un agente de la DEA en 1985 y otras actividades delictivas.

La casa de Don Neto, ubicada en la calle Hacienda de Apaxco, es blanca y de un solo piso, construida en un terreno que supera los 400 metros cuadrados, con un amplio jardín, acabados en madera y cantera, así como cochera para cuatro vehículos.

TE RECOMENDAMOS: 'Don Neto', de celda oscura a 'casa blanca' de 11 mdp

El fraccionamiento Valle Escondido está dividido en 480 lotes, donde hay residencias cuyo valor aproximado supera los 11 millones de pesos, según consta en el sitio Lamudi.com.mx, dedicado a los bienes raíces.

La entrada está custodiada las 24 horas por elementos de la Policía Municipal de Atizapán; además, el fraccionamiento cuenta con cámaras de circuito cerrado.


A casi seis kilómetros del fraccionamiento donde vive Don Neto, otro narcotraficante tenía su refugio: Nahum Abraham Sicairos Montalvo, El Quinceañero, presunto operador financiero de Dámaso López Serrano, El Mini Lic.

TE RECOMENDAMOS: ¿Quién es 'El Quinceañero' de 'El Mini Lic'?

Sicairos Montalvo fue aprehendido este lunes en un operativo en el fraccionamiento residencial Real Esmeralda.


De acuerdo con anuncios de venta de casa en la zona, algunas cuentan con jardín del tamaño de un departamento, cuarto de juegos y de limpieza, asador, cinco baños, bar, terraza, alberca y salón de usos múltiples para los habitantes del fraccionamiento.

En promedio, las casas del fraccionamiento van de los seis a los diez millones de pesos; mientras que las rentas están arriba de 30 mil pesos mensuales.


En mayo de 2010, la PGR decomisó 32 armas de diferentes calibres y más de 30 mil cartuchos en un inmueble del Condado de Sayavedra, el cual aparentemente era una casa de seguridad de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie.

Un día después del hallazgo, la Marina realizó un operativo en dos fraccionamientos de Zona Esmeralda, en busca del narcotraficante.

Ese mismo año, el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, dijo que los narcotraficantes habían llegado a las zonas residenciales desde hacía mucho tiempo. "Yo creo que no han dejado de estar. Creo que han estado ahí tiempo atrás".


Disminución de delitos y bajo rezago social

A pesar de ser refugio de narcotraficanetes, los índices delictivos en Atizapán de Zaragoza van a la baja.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante los primeros seis meses de 2017 se han registrado 21 homicidios doloso, cifra inferior a los 27 contabilizados en el mismo periodo de 2016.

Los secuestros también disminuyeron en lo que va de 2017, ya que se han registrado dos, la mitad de los reportados en igual periodo del año pasado.

En materia social, el Catálogo de Localidades de la Sedesol ubica a Atizapán de Zaragoza como un municipio con un grado de marginación y de rezago muy bajo.

AA