Rituales mortuorios dan identidad cultural

Intervienen en ellos varios factores que preservan o extinguen la práctica de los mismos, razón por la cual son de interés para la Antropología Social.

Estado de México

El culto a la muerte es una de las costumbres más arraigadas en México, sobre todo en el medio rural, donde se observan ciertas prácticas rituales heredadas por los ancestros, comentó la profesora e investigadora de la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma del Estado de México, Angélica García Bustos.

Agregó que los rituales mortuorios han sido para la historia de la humanidad un elemento cultural de significación, al intervenir en ellos varios factores que preservan o extinguen la práctica de los mismos, razón por la cual son de interés para la Antropología Social.

En cada uno de los rituales, dijo, la comida es un elemento muy importante e interesante, por lo que también ha despertado el interés de la Antropología de la Alimentación, ya que resaltar la importancia de las costumbres alimentarias en los rituales funerarios es una forma de comprender procesos sociales y culturales.

En la Antropología, afirmó, los alimentos no son considerados sólo como portadores de nutrientes, sino modelos o mecanismos para estudiar la cultura, por lo que varios especialistas se han enfocado en examinar los componentes culturales y su relación con las condiciones materiales y las características sociales de las prácticas alimentarias.

La investigadora de la Facultad de Antropología de la Máxima Casa de Estudios mexiquense puso como ejemplo el café, bebida obligada durante el velorio de un difunto que a veces se carga con “un piquete” o alcohol; también el pan es un alimento importante en el culto a la muerte en las diversas culturas que integran México.