Poder Judicial ha sancionado este año a 166 de sus servidores públicos

Además de atender las quejas y denuncias, reforzaron medidas de vigilancia y control.
El propósito es brindar un servicio eficiente.
El propósito es brindar un servicio eficiente. (Archivo)

Toluca

El Poder Judicial mexiquense ha sancionado a 166 de sus servidores públicos por diversas irregularidades, entre ellos se incluye a jueces de primera instancia, secretarios, peritos y notificadores, dio a conocer el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad, Baruch Delgado Carbajal.

Entre las sanciones impuestas este año hay cinco abstenciones, 48 amonestaciones, 28 apercibimientos, un cese, una destitución, 78 sanciones económicas y cinco suspensiones aplicadas a diversos servidores públicos que laboran en este poder, desde ayudantes hasta jueces.

El presidente del tribunal enfatizó que han dado trámite a todas las quejas y denuncias que recibidas y han impuesto la sanciones correspondientes cuando se acredita la falta, sin importar si se trata de un juez o de un auxiliar.

En general, acotó, han reforzado las medidas de vigilancia y control para garantizar que la administración de la justicia sea totalmente apegada a lo que establecen las normas y se brinde un servicio eficiente.

Señaló que es atribución del Consejo de la Judicatura vigilar el comportamiento de los servidores públicos a través de visitas de supervisión a los órganos de primera y segunda instancia, de revisiones administrativas e incluso de algunas jurisdiccionales para iniciar los procedimientos a que haya lugar.

El Consejo, apuntó, está integrado por el presidente del Tribunal, dos magistrados integrantes del pleno, dos representantes del Poder Legislativo y un representante del Poder Ejecutivo que se encargan de la administración, vigilancia y disciplina.

"Tenemos visitas de supervisión permanentes, el Consejo de la Judicatura realiza al menos dos visitas de supervisión ordinarias cada año a los 285 juzgados y tribunales de primera instancia y de cuantía menor y a todas las salas del Tribunal" indicó el magistrado.

Cuando alguna de las partes advierte o estima que la sentencia no está ajustada a Derecho o considera que no se valoraron correctamente las pruebas o no se ha interpretado correctamente la ley al resolverse un caso, para evitar una posible ilegalidad está el sistema de medios impugnativos.

Para ello un Tribunal superior, integrado por tres magistrados, revisa la actuación con el fin de corregir o verificar que se haya hecho bien. La sala decide y todavía si alguien queda inconforme con esa decisión puede interponer el juicio de amparo indirecto.