Persiste el problema de las extorsiones

Además, los delincuentes les piden hasta 10 mil pesos mensuales o más como pago de “derecho de piso”
Varios negocios podrían verse obligados a cerrar.
Varios negocios podrían verse obligados a cerrar.

Toluca

El vicepresidente del Área de Servicios del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), Álvaro Muñoz Infante apuntó que aunado al "derecho de piso", las llamadas de extorsión continúan y son más especializadas las acciones en contra de restauranteros, a quienes los delincuentes les piden desde 5 mil hasta 10 mil pesos mensuales o más.

Compartió que "el cobro de 'derecho de piso' es lo más grotesco y lo más lamentable que puede existir. Hay casos pero no se pueden hacer públicos por el temor que tienen los empresarios de denunciarlos o comentarlos".

Expresó que se trata de ilícitos que las autoridades deben de castigar con mucha más firmeza, pues no habrá oportunidades de desarrollo y crecimiento económico si no se contiene a la delincuencia.

Señaló que muchas de las extorsiones van de 5 mil y hasta 10 mil pesos mensuales o más, según el tamaño de los establecimientos, por lo que de seguir así, algunos negocios tendrán que cerrar, y "es algo que no se puede tolerar ni admitir".

Indicó que el tema es delicado en zonas como el oriente de la entidad, donde principalmente los restauranteros tienen varios meses padeciendo este problema, y agregó que "también ocurre en la capital mexiquense y Metepec, pero a menor escala".

Quien fuera además presidente de la Canirac en el Valle de Toluca, apuntó que las llamadas de extorsión continúan y son más especializadas en contra de comerciantes, ya que los delincuentes cada vez tienen mayor información y están perfeccionando sus técnicas para hacerse de dinero fácil.

Tras la aprobación de la Reforma Hacendaria en el Congreso de la Unión, Muñoz Infante sostuvo que lejos de que haya mayor impulso al sector restaurantero, cada vez existen menos deducibilidades y ahora se va a cero por ciento en alimentos.

"Estamos contentos con la eliminación del IETU, aunque nos preocupa también la desaparición del régimen de pequeños contribuyentes, pues hay muchos establecimientos del sector que trabajan bajo este esquema para pagar impuestos", puntualizó.