Lleno de sueños

Isaac Brizuela trabaja para que este 2014 sea su consolidación como jugador de Primera División, además de cumplir anhelos como el jugar una Copa del Mundo
Alguna vez fue considerado en la selección de EU pero él eligió al tricolor.
Alguna vez fue considerado en la selección de EU pero él eligió al tricolor. (Montserrat Peñaloza)

Toluca

Aunque apenas van siete fechas en el torneo de Clausura 2014 ya hay un jugador perfilado para ser la relevación de la temporada. Su nombre es Isaac Brizuela, juega en los Diablos Rojos del Toluca, es delantero y le apodan El Conejo, mote acorde a su velocidad en la cancha que le ha dado tantas satisfacciones al cuadro de José Cardozo.

El joven de 23 años está por cumplir 5 años como futbolista de Primera División, debutó un 26 de julio de 2009 en triunfo del Toluca ante Chivas, pero es hasta ahora que le llega su consolidación como jugador del máximo circuito del balompié azteca, un despunte que empezó hace un año con su paso a los Rojinegros del Atlas, ahí, el oriundo de Lagos de Moreno, Jalisco se ganó su puesto como titular y fue fundamental para salvar a los de la Academia del descenso.

Tras ese buen torneo en que estuvo a préstamo, Brizuela regreso a los Diablos Rojos, donde mantuvo ese crecimiento futbolístico y hoy en día es un titular indiscutible del cuadro de José Cardozo, estratega que lo admira y que hasta lo señala como un "crack", opinión que Isaac ha reforzado con sus actuaciones en el Toluca y en la Selección Nacional de México.

Hoy en día es un titular indiscutible del cuadro de José Cardozo.


Isaac, ¿habrá llegado tu torneo de consolidación que tanto buscabas?

Aún falta creo que es mi primer torneo como titular y he arrancado de buena manera, con llamado a selección que había soñado, pero a lo mejor uno más para consolidarme, aunque estoy consciente del trabajo que he estado haciendo, de que cada vez me veo más suelto y con más confianza.

¿Qué cambio en Atlas que vemos a un Conejo antes y después de esa etapa con los Rojinegros?

Primero que nada a esta institución le debo todo porque me vio nacer, soy canterano, desde fuerzas básica eh estado peleando por un lugar, pero el paso al Atlas le debo mucho porque fue el trampolín para llegar a donde estoy ahora, ahí quizá me dieron mucha confianza y continuidad, Tomás Boy y todo su cuerpo técnico ayudaron en mi carrera a dar un salto muy grande para seguir creciendo.

¿Cuáles son tus aspiraciones dentro y fuera del futbol mexicano?

Por primera de cuentas quisiera seguir de titular, mejorando cada día, a lo mejor me falta un poco mejorar la parte defensiva, más sacrificio. Además con buenas actuaciones sé que puedo recibir convocatorias, sé que no es fácil por la competencia que hay tanto con los que están en Europa como los de la liga mexicana, pero estoy con esa ilusión y aprovechar la oportunidad si se da selección.

Soy canterano, desde fuerzas básica eh estado peleando por un lugar.


¿Qué te significa que Cardozo haya dicho que eres un crack?

Es una responsabilidad muy grande el responderle en la cancha sus palabras, el mejorar mi estilo de juego, pero no me creo mucho ese comentario, solo me ayuda y motiva a seguir trabajando y ¿a hacer esas palabras realidad y que me convierta en un jugador de la talla que fue Cardozo.

¿Qué otros sueños tienes en mente además de tu consolidación con Toluca?

Primero quiero estar en la lista final de Brasil y jugar, no sólo estar en el Mundial sino pelear por un puesto y estando allá hay muchas posibilidades de brincar al extranjero, ese es mi sueño. Soy un jugador que lucha por sus metas y no descansa hasta alcanzarlas.

Pero también sé que nada llega por casualidad, que si cumplo con estas metas es porque me las merezco y porque es producto del trabajo diario, esa creo que es la clave.