Forman “subordinados” al sistema, en vez de críticos

Los expertos advirtieron la necesidad de no improvisar, no copiar, no imponer; de ampliar la cobertura y pensar en la calidad.
Pensar en los jóvenes es imprescindible.
Pensar en los jóvenes es imprescindible. (Montserrat Peñaloza)

Toluca

El sistema educativo se encuentra sumido en varios errores, uno de ellos es pensar que la calidad educativa se reduce a obtener un ISO, caminar sin un rumbo fijo, copiar modelos sin adaptarlos y dejar atrás la posibilidad de criticar, convirtiéndonos en "subordinados" del sistema.

Durante el "Panel de Análisis y Discusión sobre Educación Desigual, Políticas Públicas, Desafíos Actuales y Futuros", estudiosos del tema consideraron que la Reforma Educativa no tiene muchos aciertos, sobre todo cuando se basa en evaluaciones a los profesores, quienes en unos meses ya habrán aprendido formas de "brincar" este requisito, sin ser buenos maestros.

Reunidos en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población de la UAEM, los expertos advirtieron la necesidad de no improvisar, no copiar, no imponer, pensar en los jóvenes, ampliar la cobertura y, sobre todo, en la calidad.

El doctor Bernardo Martínez García, de la UAEM, advirtió que a México le falta rumbo, pero sobre todo reflexionar y no seguir la inercia de lo que ocurre en el exterior.

Miguel Ángel Sobrino Ordóñez, doctor en Estudios Latinoamericanos, Filosofía y Teología, apuntó que es necesario dejar claro qué es la calidad educativa, porque parece que importa más tener un ISO, que solo representa un conjunto de firmas y manejos administrativos, pero no va al fondo, y consideró necesario un "concepto duro, cerrado y unívoco".

Juan Gabino González Becerril, investigador de la UAEM, señaló que internet facilita muchas tareas pero reduce la capacidad a un copy-paste.