Exigen detención de policía culpable

Los vecinos de Huehuetoca esperan que en esta misma semana sea capturado el responsable de la muerte del niño.
Se reunieron 300 vecinos.
Se reunieron 300 vecinos. (Alicia Rivera)

Huehuetoca

A petición de la Secretaría General de Gobierno, vecinos de Huehuetoca cancelaron la marcha programada para la tarde de este martes con el propósito de exigir la detención del policía municipal Alfredo Reyna Méndez, presunto responsable del homicidio del niño Daniel Santillán Martínez, cuando realizaron disparos para contener una riña de jóvenes frente al palacio municipal.

Después de un diálogo con personal de gobernación estatal, cerca de 300 habitantes que se concentraron en el puente La Garita, ubicado en la carretera que conduce a Apaxco, aceptaron detener la marcha a cambio de que las autoridades de justicia aprehendan al policía responsable de la muerte del menor, pues se encuentra prófugo.

Pero no por ello dejaron de gritar consignas pidiendo justicia y además denunciar que se distribuyeron panfletos entre la población en los que acusan de vandalismo a quienes incendiaron el palacio municipal, de lo cual responsabilizaron al gobierno local panista.

La abuela del niño victimado dijo que Daniel iba a cumplir 13 años y estudiaba en la secundaria, además era tranquilo, por lo que no se metía en problemas.

Reveló que la agresión del sábado no fue la primera en contra de jóvenes de Huehuetoca, pues continuamente se realizan bailes nocturnos y los muchachos llegan a sus casas golpeados y asaltados por policías municipales.

Mencionó que en el municipio no hay parques deportivos ni espacios para que los jóvenes convivan, por lo que su mayor diversión es acudir a esos bailes nocturnos poniendo en riesgo su integridad, como ocurrió la madrugada del sábado.

Respecto de Rafael Martínez López, tío de Daniel, quien recibió un disparo en el abdomen, informaron que se encuentra estable y fuera de peligro.

Los vecinos de Huehuetoca esperan que en esta misma semana sea capturado el responsable de la muerte del niño.