“Centroamericanas peligran por redes del crimen organizado”: RIRE

De cada 10 mujeres migrantes, siete son violadas no solo una vez sino de manera tumultuaria, es una nueva forma de violencia de género porque están como como esclavas sexuales. Para incidir en ...
Están en condiciones de vulnerabilidad.
Están en condiciones de vulnerabilidad. (Antonio López)

Estado de México.-

Lo que antes era un tránsito normal por México se ha convertido en un paso peligroso para las y los migrantes centroamericanos quienes son presa de las redes del crimen organizado trasnacional. No solo están involucrados mexicanos sino gente de Honduras, Guatemala, Nicaragua, que tiene que ver con los Zetas o Los Maras, indicó Margarita Guillé Tamayo, coordinadora de la Red Interamericana de Refugios (RIRE), Casas de Acogida y Centros para Mujeres.

“Se habla de que de cada 10 mujeres migrantes siete son violadas y no solamente una vez, son violaciones tumultuarias, incluso de adolescentes, niñas o mujeres adultas”, algunas de ellas son mantenidas en cautiverio para servidumbre o trata de personas, dijo.

El número de niñas y niños que migran sin ser acompañados ha incrementado también y van sujetos a peligros que no imaginan. Las bandas están organizadas, pasan por Tapachula, de ahí se van diversificando a algunos estados del norte, otros toman una ruta a través del centro del país, refirió.

Al darse cuenta de que operan redes del crimen organizado trasnacional, la Red Interamericana hizo un conversatorio en el que participaron sus integrantes, provenientes de 12 países, ante la Secretaría de Gobernación con el apoyo de la subsecretaría de Derechos Humanos, subsecretaría de Migración y la Acnur (Agencia de la ONU para los Refugiados) para hacer frente al problema.

Estas son nuevas formas de violencia de género, porque las tienen sometidas como esclavas sexuales “como no son ciudadanas del territorio en el que se encuentran, tienen mucho miedo de pedir ayuda aunque el Estado mexicano no criminaliza la migración y les da el derecho de poder recibir atención médica entre otras, pero ellas no la solicitan”.

Edomex, puente de tránsito

El Estado de México es un lugar desde donde puede actuarse pues es puente de tránsito de centroamericanos, “la gran mayoría solo hacen una escala; sin embargo están en condiciones de vulnerabilidad y consideramos que es necesario abundar más en la información de que hay tipos y modalidades de violencia en las mujeres y las niñas para ver cómo se puede dar respuesta”.

Consideró que será de suma importancia la colaboración con el Consejo Estatal de la Mujer de la entidad, encabezado por Mercedes Colín Guadarrama, mediante cursos talleres de Desarrollo de Redes Interinstitucionales de actuación en detección, apoyo y referencia en situaciones de violencia contra las mujeres.

El proyecto busca incidir en la transformación del contexto, preparando mujeres líderes que viven en la comunidad para que puedan detectar “qué del contexto está permitiendo que violen mujeres, que las arrastren, para modificar esta situación” que pueden ser cuestiones como el alumbrado público u otras más complejas.

La RIRE trabaja para ayudar a niñas y mujeres que están en extremo riesgo en colaboración con otros países para establecer mecanismos o protocolos de actuación y saber cuándo trasladar a una víctima a otro país y tomar en cuenta la violencia que sufrieron debido a que muchas son deportadas sin haber sido atendidas ese aspecto.

Cuando van a ser regresadas a su país, pueden contar con la RIRE para “encontrarles un refugio y desde ese lugar construir redes sociales porque salieron de su país por la marginación, la exclusión o las violencias que estaban viviendo… creemos que es mejor pensar mejores formas de cooperación interinstitucional e internacional”.

En ese sentido “México tiene una cara muy humanitaria”. Guillé Tamayo dijo que el país tiene un gran avance institucional en el marco legal normativo en temas de violencia en comparación con países centroamericanos”.

Con excepción de Guatemala, “los demás están en una situación paupérrima en materia de legislación y normatividad. El gobierno no se compromete”.

En Estados Unidos las migrantes también son víctimas de violencia; sin embargo, el miedo a ser deportadas las hace abstenerse de pedir apoyo a las autoridades de ese país en el que algunos lugares son más tolerantes que otros.

La RIRE también apoya la capacitación de sus integrantes para saber cómo pedir una visa por violencia contra las mujeres o por trata. Una vez que los trámites quedan resueltos puede tramitarse la residencia o ciudadanía en el país norteamericano, pero también ayudar a mujeres que están sufriendo violencia para salir.

Estados Unidos tiene el mismo problema de violencia contra las mujeres: homicidios, maltrato doméstico, en la comunidad y en las escuelas. Aunque hay países más avanzados en la materia, “la violencia contra las mujeres es un fenómeno mundial”.

Analizan ley de trata de personas para edomex

tSe registran ya las últimas reuniones para desahogar en los próximos días la Ley de Trata de Personas que si bien se había acordado desde el pasado 23 de septiembre, no se han logrado concretar algunos temas, dijo la legisladora del PAN, Leticia Zepeda, quien precisó que se requiere presupuesto para la construcción de más albergues.

Dio a conocer que para su bancada es necesario saber quién se encargará de operar la Fiscalía que se pretende considerar en dicha ley y en coordinación con personal de Derechos Humanos, “ya se revisa y se están haciendo observaciones en conjunto con la Consejería Jurídica, la Procuraduría, funcionarios del gobierno estatal y diputados de todas las fracciones”.

Reconoció que el tema se detuvo un poco después del Segundo Informe de Gobierno y con ello la realización de algunas comparecencias, no obstante, es un asunto que debe ser desahogado.

Sobre los aspectos que son revisados, señaló que tienen que ver con aterrizar lo que ya se avaló a nivel federal, aunque las sanciones se tuvieron que retirar porque eso ya lo contempla la legislación en el país.

“No queríamos una ley con volumen sino que realmente sea útil para que pueda ser aplicada por las dependencias y en su momento bajarla al reglamento”.

Dijo que un aspecto fundamental será la aplicación de un presupuesto que realmente sea útil a las necesidades de la entidad, toda vez que recordó, el año pasado no se pudo destinar mucho más que para la creación de un albergue debido a que aún no se contaba con una normatividad.

Un albergue para atender a las víctimas de trata no es suficiente, de ahí la necesidad de que en el análisis del presupuesto para el siguiente año se solicite un mayor monto, pues si bien sería mucho pensar en uno en los 125 municipios, al menos por cada región del estado. ( Adriana Uribe)