CAEM deberá resarcir 19.7 mdp de los recursos invertidos en obras

A pesar de que se cumplieron las metas físicas, no hay buena coordinación entre áreas.
No es eficiente el control y seguimiento de los trabajos.
No es eficiente el control y seguimiento de los trabajos. (Antonio López)

Toluca

La Comisión de Agua de la entidad tiene que resarcir 19 millones 775 mil pesos por diversas observaciones administrativas que le hizo el Órgano Superior de Fiscalización durante la revisión de su Cuenta Pública de 2012, donde fiscalizaron la mitad de los recursos que invirtieron en diversas obras.

De acuerdo con el dictamen que integró el OSFEM, no existe una eficiente coordinación entre diversas áreas de la comisión, no efectúan control eficientemente el control y seguimiento de la gestión de los recursos, lo cual repercute en el costo de las obras y servicios relacionados.

Además, existe un desfasamiento entre fechas de autorización de recursos y las fases de programación, presupuestación, licitación, contratación, ejecución y control, dando como resultado el no ejercicio de recursos en los tiempos previstos y que además existan obras suspendidas temporalmente por falta de pago de anticipo.

La CAEM invirtió durante 2012 más de 612 millones 654 mil pesos en obras, de los cuales fueron fiscalizados solo 358 millones 155 mil pesos, donde encontraron observaciones resarcitorias administrativas por 19 millones 775 mil pesos.

De este monto, 17 millones 360 mil pesos fueron por autorizar el pago de energía eléctrica superior a lo realmente pagado, 22 mil pesos por obras pagadas no ejecutadas, 2 millones por no justificar el ajuste de costos indirectos de obra, entre otras irregularidades contables.

Los auditores encontraron que en las áreas de la Dirección General de Inversión y Gestión, Dirección General de Infraestructura Hidráulica, Dirección General de Operaciones y Atención a Emergencias y la Dirección General de Administración y Finanzas no se efectúa un eficiente control y seguimiento de la gestión de la obra pública, debido a la falta de coordinación y comunicación, lo que origina irregularidades en los reportes de avances físicos y financieros de las obras.

Tampoco hay un buen seguimiento y control en las etapas de la obra pública, las obras fiscalizadas no cuentan con estudios de factibilidad técnica y económica, no se adopta la instrumentación de las accio-nes que deben llevar a cabo en cumplimiento de la ley vigente, no se observan criterios que promuevan la modernización y desarrollo administrativo de funciones y la efectiva delegación de facultades.

Pese a esto, destaca el documento, se cumplieron las metas físicas programadas pero no en los plazos establecidos, lo cual debe mejorar en los siguientes ejercicios.