En 4 meses, 92 ‘ordeñas’ de ductos en Edomex

Los municipios donde se concentra el mayor robo de combustible es en Tezoyuca, Tepetlaoxtoc, San Martín de las Pirámides y San Salvador Atenco. 
Fuga en ducto de gasolina en Ecatepec
Ducto de Pemex en Estado de México. (César Velázquez)

Tezoyuca

Grupos criminales especializadas en robo de combustible han realizado 92 tomas clandestinas a ductos de PEMEX, tan solo de enero a mayo de 2014, sin que hasta el momento la Procuraduría General de la República (PGR) haya detenido a un solo integrante, ya que los robos ocurren durante las noches y en zonas sin vigilancia.

Para los delincuentes, el municipio de Tezoyuca es estratégico para el robo de combustible, debido a que los ductos pasan cerca de la carretera federal Texcoco-Lechería y los carros tanques cargados de gas, diésel o gasolina, pueden huir fácilmente.

Otros municipios en los que opera la delincuencia son Tepetlaoxtoc –el año pasado un policía municipal fue asesinado por otros de Texcoco al encontrarse en una toma clandestina-, San Martín de las Pirámides y San Salvador Atenco.

Incluso, el diésel robado en estos ductos, es vendido abiertamente en varias cabañas que se colocan sobre la carretera México-Veracruz o Texcoco-Lechería.

Hasta el momento, sólo la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) detuvo a 30 personas en noviembre de 2012, por vender diésel robado sobre la carretera México-Veracruz, la mayoría de ellas, fueron contratados en Tlaxcala para atender “las cabañas” en las que se vendía el combustible a traileros.

Sin embargo, la venta clandestina volvió a reaparecer cuatro meses después en varios locales de la carretera México-Veracruz.

PEMEX no sólo ha descubierto  tomas clandestinas en la zona oriente del Estado de México, sino también en municipios como Calixtlahuaca y Jilotepec, donde han actuado después al descubrirse el robo, pero no logran detener a nadie