• Regístrate
Estás leyendo: The Iron Maidens, una noche para pasarla bien
Comparte esta noticia

The Iron Maidens, una noche para pasarla bien

En Monterrey muchos aman los tributos, pero esta vez pudieron presenciar uno especial en el que cinco bellas mujeres interpretaron fielmente las canciones de la “doncella de hierro”.


Publicidad
Publicidad

Heavy metal y mujeres guapas, ambos ingredientes se conjugaron anoche en el escenario del Café Iguana, en Barrio Antiguo.

Las chicas de The Iron Maidens llevaron la palabra “tributo” a otro nivel, ya que, aunque puede haber muchas bandas interpretando a la “doncella de hierro”, ellas atrajeron a una multitud que gusta no solo de la buena música sino de ver a mujeres explotando su poder.

El lugar estaba lleno, gente de todas las edades y géneros se dieron cita en el main stage para corear las canciones de los ingleses, ahora en la voz de Kirsten Rosenberg, una mujer que con un timbre vocal casi idéntico al de Bruce Dickinson.

A sus costados estaban Nikki Stringfield, guitarrista, Wanda Ortiz, bajista, y Courtney Cox, también como guitarrista, y para pegarle a la batería como Nicko McBrain estaba ahí Linda McDonald.

TE RECOMENDAMOS: Reina de belleza

El show además de llevar un set de canciones clásicas de Iron Maiden, como Aces High, con la cual abrieron, The Number of the Beast, Wasted Years, entre otras, incluyó la visita de Eddie, ese compañero de toda la vida de la banda, el zombie que en sus distintas facetas acompaña a los músicos a los conciertos.

Las banderas de México e Inglaterra se ondeaban sobre el escenario cuando las féminas interpretaron The Trooper, un tema que no podía faltar en este concierto.

Sin temor a sudar o despeinarse estas metaleras ayudaron a cientos de personas a sacar el estrés de la semana, incluso entre mosh pudo verse a un hombre con el uniforme de su trabajo olvidándose por unos minutos de la carga laboral. Otros incluso perdieron el pudor y se quitaron la camisa, el ambiente sin duda, se calentó.

THE CERBERUS ORDER

Cuando las Maidens salieron a tocar la gente ya estaba dispuesta a saltar, cantar y gritar, porque minutos antes otra banda mexicana ya había encendido sus ánimos.

Cerberus, quienes habían visitado la ciudad previamente en el México Metal Fest II, regresaron a tierras regias no solo por la buena aceptación que tuvieron entre el público y los seguidores que se han ganado en el camino, sino también por relacionarse con la gente correcta.

“Nosotros desde el año pasado entablamos muy buena relación con las Iron Maidens y hace un año tuve la fortuna de viajar a Los Ángeles y ahí estuvimos con ellas y por eso conocimos a las personas de Affliction y fue que tuvimos el acercamiento directo con ellos y gracias a eso salió (el tour con The Iron Maidens en México)”, comentó Paul, vocalista del grupo.

Así que, agradecidos con las marcas que los apoyan y el buen recibimiento de la gente, estos chicos dieron un show de calidad tocando temas propios como Self Made Hell, Lust for Blood y su último sencillo, Saint Pride, del cual, al finalizar el concierto, nos platicaron que es usado por el luchador Santo Jr. para entrar al cuadrilátero.

“Uno de mis mejores amigos de toda la vida resulta ser el nieto del Santo, lleva a lo mucho un año de carrera, creo que debutó justamente hace un año en Londres.

“Y le comenté que si le gustaría colaborar, porque de cierto modo así nos apoyamos mutuamente, y por el lado cursi estaríamos juntos por toda la vida en un video. Se lo comente a su management y dijeron ‘claro, denle con todo’, y pues es la canción que usa para entrar a todas sus peleas”, agregó Paul.

Cerberus tiene metas claras a futuro, dentro de dos meses estarán lanzando un nuevo video y actualmente están cocinando su próximo disco.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.