• Regístrate
Estás leyendo: Odín Dupeyrón, preocupado por la cultura en México
Comparte esta noticia

Odín Dupeyrón, preocupado por la cultura en México

El actor realiza este fin de semana la jornada Odinofilia, en el Auditorio Nacional, en la que estrenó la puesta en escena 'Los vecinos de arriba'.
Publicidad
Publicidad
Molotov
Ciudad de México
17 de Enero
Molotov
Ciudad de México
18 de Enero
Elrow
Cancún
19 de Enero

Odín Dupeyrón recorrió varias ocasiones el lobby del Auditorio Nacional para supervisar cada detalle de las actividades de Odinofilia, un festival que ofrece, hasta hoy, una exposición fotográfica, una de pintura, danza folclórica e intervenciones musicales como las del Coro Gay Ciudad de México, Banda Óleo y Flor Amargo, así como el estreno ayer de Los vecinos de arriba.

Dupeyrón aceptó que aunque la repuesta del público fue buena, no se logró la esperada cifra de 30 mil asistentes los tres días, aunque está agradecido con quienes formaron parte de su titánica apuesta, aceptó que muchos mexicanos se encuentran en jaque por el clima de incertidumbre que enfrenta el país desde hace algunos años y que afecta directamente a la cultura.

“Ha sido una cosa bien chida, este festival fue arriesgado desde el principio, primero el cambio de gobierno, ahora la gasolina sube o no hay, la gente está preocupada; la verdad es que sí hay pérdida, porque aunque tenemos a siete mil personas que han venido, repartidas en 30 mil, pues no es nada, aunque no esperábamos llenos totales. Si hay un impacto al ver la respuesta.
“Que sé que no es porque nos les guste la obra o nuestro trabajo, sino porque desde finales de año el teatro ha bajado mucho, se han cancelado conciertos; la gente está asustada de lo que va a pasar. Aunque no ha sido el éxito que quisiéramos ni para salir tablas, ni pedo (sic), a veces se gana, se pierde o se empata”, explicó Dupeyrón a MILENIO M2.

Sin embargo, el compromiso de Odín se mantiene firme con el quehacer cultural en el país: “Uno le entra con heroísmo a las chingaderas (sic) de la vida y ya, después volveremos a ganar otra vez. A la gente le digo que estoy triste, porque cuando está asustada, lo primero que corta es el entretenimiento.

“No les digo que vayan al teatro, pero si al cine, a comer un helado… porque dejan de salir y parece que no trabajamos para disfrutar, sino que confundimos lo que es urgente y creemos que es importante; la diversión lo es”, mencionó Dupeyrón, quien arrancó el Odinofilia el 11 de enero con el montaje de Veintidós, veintidós y lo termina hoy con la puesta en escena Lucas.

La experiencia para Odín de regresar al Coloso de Reforma, que llenó anteriormente con la presentación del monólogo ¡A vivir!, la definió como “increíble, porque aunque no hemos tenido la misma gente que en otras funciones, está prendida, dispuesta, se para a aplaudir, nos muestra su cariño; no es que hay poca gente y está apachurrada, no, es la suficiente y está feliz”.



ESTRENO TEATRAL

Ayer, dentro de

Odinofilia

,

Odín Dupeyrón e

strenó la obra

Los vecinos de arriba

, que le permite cumplir el sueño de mantener la función principal del teatro: “Ser un vehículo para denunciar, para decir y hacer entender, por eso los gobiernos y la gente trató de callarlo, porque denuncia, señala, y porque hace despertar al pueblo”, expresó.

Los vecinos de arriba, reveló Dupeyrón, es “una obra catalana, que vi en Argentina, me gustó mucho lo que dice, porque primero te hace reír y después reflexionar, por eso la quise traer a México. La adapté, fue casi una traducción, porque nuestra comedia es diferente. Habla sobre relaciones de pareja, es un matrimonio que está en la cotidianidad y en una reunión invitan a sus vecinos de arriba.

“Una pareja que les gusta el swinger. Lo que me gusta es que los roles encuentran su sentido a la vida por lo que experimentan esa noche y al final toman decisiones; lo que quiero que el público entienda es cómo funcionan las relaciones, cuando estás cansado, qué tienes y qué no soportar de una convivencia”, abundó el director.

A esta experiencia su suma también la posibilidad de compartir escenario con colegas que Odín tiene en alta estima: “Estoy muy contento porque dirijo y actúo al lado de Luz María Zetina, Andrea Noli y Christian Ramos, que ha sido algo increíble, son unos chingones (sic), es una grata satisfacción. Hemos trabajado en arduas jornadas de ensayo de 11 a 22 horas”, finalizó.


llg


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.