• Regístrate
Estás leyendo: Tarja Turunen regresa con su voz celestial
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 01:04 Hoy

Tarja Turunen regresa con su voz celestial

La finlandesa ofreció un memorable concierto en el C3 Stage.

Publicidad
Publicidad

Comenzó un fin de semana de energía con la presencia de una de las voces más prestigiosas del metal, Tarja Turunen, en el C3 Stage; donde a las 20:20 horas, la banda Rag Doll calentó los ánimos de los asistentes.

Con The shadow self bajo el brazo, y a punto de lanzar nuevas canciones, según confirmó horas antes en sus redes sociales, Tarja Turunen pisó el escenario vistiendo un corset negro y falda larga en capas, desató los gritos y aplausos del público, a las 21:45 horas.

La velada comenzó con "Demons in you" y "500 letters", hizo una pausa para saludar a la audiencia en un perfecto español.

Guitarra, bajo, batería, teclados y un chelo le acompañaron. Imágenes alusivas se proyectaron en una pantalla, según cada tema.

A la mitad del show, Tarja Turunen apareció con otro vestido negro sin mangas en cuero. Su larga cabellera se movía al ritmo de la música con el clásico headbanging del género, como por un ventilador en el piso en su posición.

“No bitter end”, “Lucid dreamer”,“Calling from the wild” siguieron, en cada uno demostrando sus alcances vocales y llenando el escenario sin problema con su carisma y entrega. “Estoy contenta de regresar a Guadalajara después de tantos años”, dijo entre dos de las canciones y haciéndose escuchar entre gritos y las propuestas de matrimonio al aire que nunca faltan: “Tarja, cásate conmigo”.

Pero sus temas no solo la hicieron brillar a ella, sus músicos también demostraron su talento. Su tesitura de soprano-lírica siempre fue una mezcla curiosa incluso dentro del llamado metal gótico y esta noche mantuvo su liderazgo en el género.

Hubo dos sets importantes, una mezcla de temas de su etapa en Nightwish con fragmentos de canciones como “Tutankhamen”, “Ever dream”, “The riddler”. “Muchísimas gracias por todo, por 20 años de estar conmigo”, agregó.

Destacó y continuó con un apartado acústico, con su versión de “Cielito lindo”, con la cual todos corearon y terminó de echarse al bolsillo a propios y extraños; “I walk alone” con guitarras acústicas, percusiones y el chelo. Le siguieron “Love to hate”, “Victim ofritual”, “Undertaker”, “Too many” e “Innocence”.

Para cerrar la velada, usando un brillante vestido negro, presentó “Die alive” y “Until my last breath”, partiendo a casa con una sonrisa tras un concierto memorable.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.