• Regístrate
Estás leyendo: Paulina Rubio enrojece al Auditorio Nacional
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 10:09 Hoy

Paulina Rubio enrojece al Auditorio Nacional

La cantante estuvo acompañada por bailarines y una producción multimedia en su regreso a los escenarios mexicanos.

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Paulina Rubio regresó a los escenarios mexicanos con un show gratuito, fugaz y enérgico que ofreció anoche en el Auditorio Nacional.

En tan solo 80 minutos, la cantante se apoyó de un set plagado de sus éxitos y, acompañada por bailarines y producción multimedia, convirtió el lugar en un hervidero de emociones.

Con su nuevo look, enmarcado por una cabellera roja, La chica dorada salió antecedida por un grupo de bailarines que alentaron los ánimos de los presentes con sus mejores pasos.

Su vestuario, también teñido de rojo, y su presencia sobre el escenario lograron atraer la atención del público que variaba en edad, pues para entrar al show la gente tuvo que comprar tintes de cabello.

“Mi nuevo vicio”, primer tema, sirvió para que los fans se pararan de sus asientos y comenzaran a repetir cada verso que Paulina entonaba. “¡No se oye, México!”, decía en una de sus primeras intervenciones.

En medio de los reflectores, Paulina decidió continuar con un carrusel de los hits que la han consolidado, entre ellos “Ni una sola palabra”, “Lo haré por ti” y “Todo mi amor".

“¡Hola, México! ¡Arriba el poder de las mujeres!, ¡arriba el poder del amor y de todos los hombres que nos quieren! ¿Donde están todos los rojos?, ¿donde están todas las rojas?

“Para un artista lo más importante es volver a su casa y esta noche me siento muy digna de estar con ustedes. El rojo es pasión, es amor, es poder. Nos la vamos a pasar muy bien porque estamos en una casa donde todos nos queremos mucho y me siento ilusionada”, dijo la cantante.

“Espero que les guste esta noche, hecha con todo el amor del mundo”, compartió para después interpretar “Si te vas” y “Yo no soy esa mujer”, en compañía de todos sus seguidores.

En “El último adiós”, con un sombrero texano y encima una corona de princesa, ilusionó a todos y los preparó para tomarse un tequila de manera masiva.

“¿Quién quiere algo diferente? ¿Quién quiere un tequila? Aquí no hay tequila, pero el tequila se los voy a cantar”, señaló para después ir con su madre Susana Dosamante y ofrecerle un trago antes de cantar “Dame otro tequila”.

“Golpes en el corazón”, original de Los Tigres del Norte, también sonó en el recinto al igual que “Baila Casanova”, sin dejar tregua a las especulaciones.

Tras un ligero espacio de tiempo, Paulina regresó para interpretar “Mío”, su primer éxito como solista después de Timbiriche y para hacerlo especial se paseó por los pasillos saludando a algunos afortunados.

En su camino hacia el escenario “se encontró” a su pareja, Gerardo Bazúa, a quien le dio un beso antes de terminar su canción.

“Te quise tanto”, “Boys Will Be Boys”, “Nadie puede cambiarme” y su himno “Y yo sigo aquí” cerraron con la presentación, no sin antes volver a cantar “Mi nuevo vicio”.

Noche de locura

El concierto que ofreció la cantante fue gratuito, gracias al patrocinio de la marca de tinte de cabello que organizó el evento (Koleston); sin embargo no se llenó el foro.

Al ser un boleto general (entre más temprano llegaran les tocaba en un lugar más cercano al escenario) el público se formó desde temprana hora.

Las primeras filas fueron ocupadas por invitados especiales, pero algunos fanáticos burlaron la seguridad del lugar y se colocaron hasta adelante.

La cantante salió 30 minutos tarde, pues la seguridad del lugar pedía que todos ocuparan sus asientos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.