• Regístrate
Estás leyendo: Pablo Alborán arrebata suspiros en el Telmex
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 10:33 Hoy

Pablo Alborán arrebata suspiros en el Telmex

Más de 8 mil almas aplaudieron el romántico y colorido espectáculo del español


Publicidad
Publicidad

Aplaudido por más de 8 mil almas, el cantante español Pablo Alborán regresó a tierras tapatías para presentar un romántico y colorido espectáculo ante un abarrotado Auditorio Telmex.

Pasaron casi tres años para que los tapatíos pudieran disfrutar de nueva cuenta al cantautor tras su primera presentación en el mismo recinto. En esta ocasión, el originario de Málaga refinó su producción con el esperado Tour Prometo, gira que prometió al público una velada llena de música y emoción.

El título de la gira permaneció en las pantallas instaladas en el centro y costados del inmueble mientras el desesperado aforo clamaba por la presencia del cantante pero esto no sucedió sino hasta a las 21:15 horas, momento cuando Pablo Alborán ascendió ovacionado por un frenético público liderado por el género femenino.

“No vaya a ser” fue el tema que dio apertura a la intensa noche que brilló con la simpatía y calidez vocal del español, quien además arrebató suspiros con delicados movimientos de cadera.

Los fanáticos no resistieron más su asiento y se despidieron de él para entonar junto al cantante “Pasos de cero”. Luego el ritmo bajó con “La escalera” para dar tiempo a Alborán de hacer su primera intervención con los presentes:

“Buenas noches familia ¿cómo están? Es el último concierto en México y es aquí en Guadalajara” dijo para inmediatamente transportar el auditorio en un cielo estrellado e interpretar “Dónde está el amor”.

Una sofisticada escenografía que llamó la atención por una pantalla gigante de alta definición y un impecable juego de luces se encargó de fabricar diferentes ambientes para las melódicas historias plasmadas en “Recuérdame”, “Quién”, y “Cuerda al corazón”.

Gritos con candentes piropos salieron del corazón de las damas cada vez que Alborán intentaba seducirlas con su encanto europeo que destacó por su personalidad al micrófono y la sensualidad de sus bailes.

Así continuó hasta que las luces atenuaron su intensidad para dar paso a un set acústico compuesto por un despechado medley de baladas.

“Haced como que no habéis visto nada y volvemos a empezar” dijo sorpresivamente Pablo luego de que una falla técnica en las estructuras movibles de la iluminación interfiriera con la épica introducción de “Saturno”.

El galáctico interludio facilitó “La llave” a la última etapa del espectáculo que incluyó entre una propuesta de matrimonio temas como “Boca de hule”, “Por fin” e “Idiota”.

A pesar de la poca interacción del español hacia su público, el cantante agradeció y su promesa de un show inolvidable se cumplió tras “Prometo”, “Éxtasis” y “Vívela”, mismas que completaron dos horas de música, magia y color.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.