• Regístrate
Estás leyendo: No tenía conciencia de que quería ser actor: Adrián Ladrón
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 08:07 Hoy

No tenía conciencia de que quería ser actor: Adrián Ladrón

Habla de cómo logró su primer protagónico, de su participación en la serie “Diablo guardián” que está por estrenar y de su pasión por dirigir teatro para niños.

Publicidad
Publicidad

A dos días de aparecer en las pantallas de cine dando vida a Zambrano, el protagonista de La cuarta compañía, la cinta que revela la corrupción del penal de Santa Marta, Adrián Ladrón luce emocionado “porque después de casi una década” finalmente su primer protagónico se proyecta en las salas. Incluso reconoce que pensó que “ya no saldría porque tuvo muchos obstáculos”.

Sin embargo, parece que después de años de “picar piedra” llega el tiempo de cosecha para el joven actor, quien en breve también estará estrenando la serie Diablo guardián, en la que hace un personaje “totalmente opuesto”.

Además, el actor que llega puntual a su cita en la redacción de MILENIO, presume que su pasión por el teatro se sigue materializando en la obra infantil El canto de la rebelión, que dirige y se estrenará el próximo sábado 21.

¿Cómo llegas a “La cuarta compañía”?

Fue una muy bonita coincidencia; un amigo que también participa en la película, Horacio García Rojas, me aviso en 009 que había un casting. Lo llevaba Mara Gutiérrez en Los Estudios Churubusco, y fui a hacerlo; y me atrajo la idea de que era un proyecto de una cárcel.

Hice la prueba y dos meses después me invitaron a call back, fui y tuve la oportunidad de leer el guión completo y eso me hizo enamorarme del proyecto. Conocí a los directores, Vanessa Arreola y Emir Galván, el día del call back. Hice la prueba, pero sentí que me faltó demostrar más… por eso los busqué después, les escribí y les dije que tenía muchas ganas de hacer ese personaje. Una semana después me dijeron que iban a hacer un taller con varios actores para elegir al protagónico y que yo estaba contemplado para ese taller. Ahí empezó la aventura…

El taller consistió en tres meses de entrenamiento, visitas a la prisión una vez por semana, análisis del guión, fue un proceso muy completo y en septiembre de 2009 me dieron la oportunidad de interpretar este personaje (Zambrano) que me ha cambiado la vida y la carrera.

Así fue como te convertiste en Zambrano, ¿qué te ha dejado este hombre, además de tenerte actualmente en los cines?

Muchísimas cosas, es el primer protagónico que hago en cine, ha sido muy especial en muchos sentidos, primero porque es de los proyectos que me interesa hacer, es una película con contenido, habla de un momento histórico muy importante en este país y es un personaje maravilloso.

Supongo que tú ya la has visto muchas veces y cada una ha sido una sensación diferente, ¿no?

A mí me gusta mucho, también me sacudió la primera vez que la vi en Guadalajara, es una película estupendamente bien hecha, es una pena que la gente diga que no parece una película mexicana; es un comentario que si nos da orgullo, pero al mismo tiempo nos da un poquito de vergüenza.

Luego me parece que es una película necesaria para el país en el que vivimos y en el momento que estamos; quizá la pregunta más pertinente, ubicada en otro contexto histórico, es ¿cuál es su pertinencia? Porque la serie de violaciones a los derechos humanos y la corrupción no solo dentro de los penales, sino en el país sigue existiendo, por eso siento que es necesaria; porque está bien que las películas puedan hacer algo de mella en el espectador para que reflexione en el gran poder que tiene con sus decisiones.

Se puede decir que Zambrano te ha dado popularidad por la promoción que ha tenido la cinta, pero no es tu debut, ¿qué habías hecho antes?

Estudié en la Escuela Nacional de Arte Teatral, entré muy chiquito a la escuela, cuando tenía 17 años, salí a los 21, en 2004. Y tuve la oportunidad de hacer cine desde que estaba en la escuela, me invitó Jaime Humberto Hermosillo, fue el primer director con el que trabajé, en una cinta que se llama Rencor.

Después trabajé en dos o tres ocasiones más con él, fue mi maestro de cine cuando estaba estudiando, es un director al que quiero y respeto mucho, porque ha dejado un legado muy importante en la historia del cine. Marcó una época en la que era tabú hablar de muchos temas. Luego trabajé con Carlos Ender, en Crónicas chilangas, con Beto Hinojosa hice Oveja Negra, con Isacc Ezban El Incidente, con Alonso Ruiz Palacios hice Güeros, siempre con personajes pequeños, fue hasta La cuarta compañía que se abrió la puerta grande.

¿Tu fuerte es el cine?

No, porque he hecho teatro, es lo que estudié y es a lo que más me dedicó, he trabajado con Martín Acosta, con Mauricio García Lozano, David Gaytán. Ahora estoy dirigiendo teatro, una obra que se llama El canto de la rebelión, con Sergio Solís, el texto es mío a partir de una fábula cubana que se llama El canto de la cigarra; es una obra de teatro para niños. Es la segunda obra que dirijo, me interesa mucho la dirección, no solo de teatro, sino de cine y me quiero desempeñar más en esa área.

También estoy a punto de estrenar Diablo guardián, por Amazon, es una serie basada en la novela de Xavier Velasco, ahí comparto créditos con Paulina Gaytán y con Andrés Almeida.

¿Qué personaje haces en “Diablo guardián”?

Hago a Pig y fue una experiencia bien padre, siento que otro pecado que estamos cometiendo los realizadores de este país es hablar de ciertos temas, ya sea de una manera muy superficial, queriendo copiar estereotipos ajenos a nuestra identidad o hacer una apología del crimen organizado; esta serie (Diablo guardián) me llamó la atención por ser algo diferente.

Me interesó porque no estaba hablando ni de narcos, ni de chic live, es una serie basada en la novela homónima muy profunda, que tiene personajes maravillosos y que se hizo con muy buena manufactura, con gente que normalmente hace cine.

Yo soy Pig, un escritor que es introvertido, que además atraviesa diez años en la historia, lo cual es muy bonito y además es un gran reto a nivel actoral.

Dices que estás dirigiendo una obra para niños, ¿Por qué hacer teatro para niños?

Me gusta, lo he hecho desde que salí de la carrera, creo que es importante formar público conciente. Este proyecto es un musical de títeres político para niños. Estrenamos el 21 de abril en el teatro El Galeón. Es una obra que produce la Coordinación Nacional de Teatro, que habla de valorar la importancia del artista en una sociedad, porque habla de la historia de una cigarra a la que le prohíben cantar y entonces el pueblo defiende a la cigarra, porque dicen ese es su trabajo, ella no tendría que hacer otra cosa.

Entonces, me parece importante que los niños se den cuenta del abuso de poder, de lo que no es justo, de lo que estamos viviendo en este país, cada vez con más violencia y es importante dejar una semilla de conciencia en los que vienen.

¿Cuándo supiste que querías ser actor y director?

Desde muy chiquito me interesó estar en las obras que se hacían en la escuela, o tomar un taller, pero no estaba consciente de ese interés, pensaba que era una mera curiosidad. Pero mi hermana vio eso en mí, ella estudió escenografía, es productora, y cuando estaba estudiando en el Centro Nacional de las Artes, y yo iba saliendo de la escuela, empecé a ver teatro y a enamorarme de ese medio.

Después hice el examen para entrar a la Escuela Nacional de Teatro y de manera simultánea estudiaba la prepa.

¿No te llama la televisión?

Depende de qué televisión. Justo venimos de una época que se ha abusado de ciertos contenidos, subestimando al espectador, y esa televisión a mí no me ocupa porque provoca enajenación e ignorancia de muchísima gente.

Lo que no me interesa o no me gusta no lo hago, porque no trabajo por ganar dinero, fama o reconocimiento, no elegí esta carrera por esa razón.

La elegí porque me gusta, porque veo en el teatro una oportunidad de confrontarme a mí mismo; para mí hacer teatro o hacer cine es una oportunidad de ponerme los zapatos de alguien más y ver el mundo a través de sus ojos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.