• Regístrate
Estás leyendo: Nada limita la creatividad de Pixar
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:41 Hoy

Nada limita la creatividad de Pixar

Andrew Stanton, codirector de Buscando a Dory, asegura que el estudio no se rige por un calendario sino por como fluyen sus distintos proyectos.

Publicidad
Publicidad

Omar Ramos

Pixar, el estudio de animación más importante en Hollywood, vive una época interesante. Buscando a Dory, que hoy estrena en México, es la cinta más taquillera en Estados Unidos en lo que va de 2016. Antes de eso lanzaron Un gran dinosaurio (noviembre de 2015), la primera película de Disney/Pixar que representó una perdida para la compañía.

Meses antes (junio, para ser exactos), estrenaban Intensa-mente, uno de sus éxitos más grandes, no solo en taquilla (es el tercer título con mejores números de Pixar), sino también en críticas (es la actual ganadora del Oscar a Mejor Animación).

Esta es la época en que el estudio ha lanzado más películas en menor cantidad de tiempo, y como ha sido característico en su historia, el éxito sigue siendo su aliado.

Andrew Stanton, codirector de Buscando a Dory y uno de los principales ejecutivos de Pixar, comenta que no tienen fijo un calendario de lanzamientos o no cuentan con un análisis detallado de si deben hacer una secuela o una cinta original, simplemente dan prioridad a las ideas.

“Por mucho que queramos trabajar con un calendario muy organizado por fechas y colores, es imposible. Las piezas se mueven todo el tiempo, y es muy difícil contestar la pregunta de cómo decidimos qué películas lanzar. Simplemente una idea puede desarrollarse con más velocidad que otra, y entonces la dejamos fluir”, dijo el realizador en videoconferencia, en el marco del estreno de Buscando a Dory en nuestro país.

La cinta presenta la historia de Dory, el pez azul que se hiciera mundialmente famoso en la cinta Buscando a Nemo (2003).

Stanton comenta que después de mucho tiempo de no ver la cinta, gracias a que la había revisado muchas veces como director y espectador, un buen día regresó a la historia y quedó muy preocupado por Dory.

“Todos pensamos que era muy divertida, pero muchos pasaron de largo que, a final de cuentas, estaba perdida en la primera cinta. Eso me preocupó mucho” explicó.

Sobre el proceso técnico del filme, una de las mayores innovaciones para Stanton fue la cuestión del agua, ya que en la primera cinta realmente no existía tal elemento en las tomas submarinas, “solo era una ilusión del agua”.

Ahora, además del agua (que ya pudieron animar de distintas maneras), hubo dos retos fundamentales.

“De hecho Dory fue el reto más grande de esta cinta. Ella tiene memoria a corto plazo y eso funcionó muy bien en la primera película, ya que necesitábamos un personaje enfocado en el presente y que se pudiera ver divertido y optimista todo el tiempo, pero eso mismo la hace muy complicada como personaje principal.

“El otro gran reto fue Hank, el pulpo, que es tan complicado de animar como parece. Nos tomó dos años crearlo y su primera escena nos llevó seis meses. Pero ambos proyectos valieron la pena al final”, concluyó Stanton.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.