• Regístrate
Estás leyendo: Sam Smith levanta su voz por la diversidad y el amor
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 02:33 Hoy

Sam Smith levanta su voz por la diversidad y el amor

El cantante británico regresó a nuestro país consolidado como solista y como un ícono LGBT; presentó su espectáculo The Thirll Of It All.
1 / 2
Publicidad
Publicidad
Molotov
Cancún
15 de Diciembre
Piso 21
Querétaro
15 de Diciembre
José Madero
Ciudad de México
15 de Diciembre

Un Sam Smith muy distinto a aquel que vimos en Ciudad de México en 2015 fue el que pisó el Palacio de los Deportes con su gira The Thrill of it All. Este Sam fue absoluto dueño del escenario. Sí, quedan pequeños rastros de la timidez del joven que conquistó al mundo con “Stay With Me”, pero después de cuatro premios Grammy, un Oscar y más de 8 millones de discos vendidos, muestra una seguridad envidiable.

A la par también tuvo un radical cambio en su posición (sin quererla al principio y después abrazándola con entusiasmo) como ícono LGBT. Mientras que en el recital de hace tres años no hubo mención a su orientación sexual, esta vez, uno de los momentos más emocionantes ocurrió en el tema “Him” (Él), que dedica a su padre y en la que le dice que su amante es un hombre. Antes de concluir dijo a su público: “El amor es amor y si ustedes están orgullosos de quienes son, CdMx, quiero ver sus brazos en el aire” para después terminar apagando las luces y mostrar en la parte alta del palacio una luz multicolor. No solo eso, la audiencia se coordinó para formar con luces una gigante bandera LGBT.

Ambas partes forman al Sam Smith de 2018, un hombre que sigue deslumbrando con su voz y composiciones, y también con su colección de tacones rojos, la cual no mostró en la velada. Su vestuario fue sobrio y minimalista, como su escenario, una tarima en forma de triángulo coronado por un prisma; un ensamble tan dramático como la mayoría de sus canciones, por ejemplo, “Burning” y “One Last Song”, con la cual inició la velada. “I’m Not the Only One”, el tema con el que se convirtió en una superestrella, hizo que el recinto retumbara.

“Quiero decir a todos en este cuarto que todos en este escenario estamos lejos de casa y les queremos dar las gracias por tenerlos aquí. Este es nuestro show 55 y nos tomaremos un descanso después, por eso tenemos que hacer de esta noche algo muy especial. Quiero que dejen toda su tristeza y cantemos, bailemos y pasemos la mejor noche. Esta es la canción que empezó todo”, dijo antes de interpretar “Lay me down”. Después ofreció “Omen” y “Latch”, al lado de Disclosure, y “Writing’s on the Wall”, por la cual ganó el premio de la Academia. En ese tema, el escenario mostró su lado más teatral, desintegrándose en figuras que cobraron vida gracias a la iluminación.

Al final ofreció dos temas extraordinarios: “Say it First”, su única canción de amor hasta el momento y “Midnight train”, donde no es la víctima, sino el victimario en la relación. Si bien ambos temas no desatan la potencia de su voz, si ponen al descubierto lo sutil de su interpretación y su capacidad para transmitir emociones. Con “Stay with Me” y “Pray” cerró la velada y fusionó a su pasado y presente para mostrar a una figura en su mejor momento.

CONVIVE CON SUS FANS

Sam Smith provocó la euforia de sus fans a las afueras del hotel St. Regis, cuando se tomó unos minutos para saludarlos; estaban en fila para pedirle autógrafos, tomarse selfies y expresarle su admiración.

Con una sonrisa y una actitud accesible, el intérprete de “I’m Not the Only One” salió del hotel acompañado de su seguridad a las 15 horas; ahí alrededor de cien personas lo esperaban, algunos desde las 7 de la mañana.

Previo al encuentro, se organizaron e hicieron una fila para que hubiera orden al encontrarse con el cantante.

Abrazos, sonrisas nerviosas, lágrimas y voz entrecortada; además de frases como “Te amo”, “Amo tu música” fueron algunas de las acciones que formaron parte de la escena.

“He pasado por momentos muy difíciles este año, pero su música me da muchos ánimos, él fue muy sencillo y normal cuando lo abracé, cuando tienes un ídolo tener un abrazo suyo, no tiene precio; yo estaba muy nervioso, nos tomamos una selfie y él me dijo: ‘Disfruta el show”, fue irreal”, dijo Alan Stryggler, uno de los fans a ¡hey!

CLAVES
EL AMBIENTE


Fans de la Ciudad de México, Toluca, Puebla y Sinaloa se dieron cita a las fueras del hotel del cantante y acudieron a su concierto.

La bandera emblema de la comunidad LGBTTTI fue uno de los elementos que portaban diversos fans, en su mayoría jóvenes y adolescentes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.