• Regístrate
Estás leyendo: Romper récords ya no está en mi mente: Lucero
Comparte esta noticia

Romper récords ya no está en mi mente: Lucero

ENTREVISTA

La cantante, quien el próximo viernes se presentará en el Auditorio Nacional, habla de su incursión en el género de banda, de su deseo de interpretar personajes acordes a su edad y de la estabilidad entre su familia y su profesión.
Publicidad
Publicidad
Luis Miguel
Ciudad de México
20 de Noviembre
The Rasmus
Querétaro
20 de Noviembre
Emmanuel y Mijares
Ciudad de México
21 de Noviembre
Fey
Monterrey
21 de Noviembre

Lucero bebe agua antes de iniciar la charla, se acomoda en el sillón en un salón contiguo al estudio, donde grabó su disco Más enamorada con banda, y de inmediato dice estar lista para compartir la experiencia de adoptar un nuevo género musical.

Eres una artista que ha vivido diferentes etapas de la industria de la música, ¿cómo te has adaptado para mantenerte vigente y que lo mismo se te reconozca como baladista, que como intérprete de música ranchera y ahora como cantante de banda?

Justamente en ese afán de adaptarme a los cambios que se han dado, y considerando que hace 38 años que empecé mi carrera, puedo decir que ahora es otro mundo, porque los estudios de grabación han cambiado, hay miles de recursos que te ayudan para que la música se haga con computadora. En las compañías disqueras la historia es completamente diferente; es que me ocupo de seguir vigente, pero adaptándome precisamente a esos cambios.

“Por eso ahora grabé con banda, pues si bien es cierto que esa música tiene más de 100 años, también es cierto que en lo particular a mí me da la oportunidad de sonar diferente, de llegar a otro público. Por eso grabé Enamorada con banda y Más enamorada con banda, producción discográfica que actualmente estoy promocionando, y que me da la oportunidad de seguir en la música, pero con otro género de la música regional mexicana.

“La banda con la que me presentaré el próximo viernes 6 en el Auditorio Nacional, me ha llevado a adaptarme y no quedarme en la zona de confort. Decir: “Bueno, yo solo grabo un género” o “No voy a abrir Twitter, Instagram”. Creo que son cosas que hay que hacer. Cantar con banda, en mi caso, era un deber, así como muchos años interpreté música con mariachi; hacerlo ahora con banda es como la innovación del regional mexicano, aún cuando es un género que existe hace 100 años.

“Tomé el reto, aunque la verdad me podría haber quedado sin experimentar, pero está padre que después de tantos años sigas arriesgando, sobre todo cuando ves que a la gente le gusta. Eso lo agradeces al triple”.

Después de 38 años de éxito y hasta las experiencia cuando las cosas no resultaron bien, ¿cuáles son los objetivos, los anhelos, qué pierdes y qué ganas al experimentar en otro género?

Después de tantos años, lo que busco es tocar el corazón de las personas, porque hoy no es dinero, pues no se trata de una inversión de que esté haciendo un trabajo y pierda. Aunque ahora lo que se puede perder es permanencia en el gusto del público, si empiezan a pasar los días, los meses y los años y no estás en su gusto.

“Sé que hay cientos de estrategias, pero todo es tan impredecible, por eso ahora lo que quiero es que por lo menos una persona oiga mi música con banda y le signifique algo, y con eso me doy por bien servida.

“Romper récords y esas cosas ya no están en mi mente, hoy me gusta más trabajar con ilusión y ganas, y no hacerlo (grabar un género o un tema) obligada, porque está de moda, porque es lo que va a pegar, aunque no me guste. Prefiero hacer las cosas más con feeling, con sentimiento”.

Pero también has hecho historia como actriz en el cine, teatro y en mayor porcentaje en la televisión. ¿Esa faceta está en receso?

Nunca podré olvidar mi parte actoral, porque es de mis favoritas, es una forma de explayarme y transmitir lo que traigo dentro, pero de otra manera.

“Me han ofrecido un par de proyectos, pero no creo que sea lo indicado en este momento, porque me gustaría dedicarme al ciento por ciento a la música. Las experiencias que he tenido me han enseñado lo complejo que resulta combinar ambas facetas, pues por estar tanto tiempo en una grabación, difícilmente le puedo dar tiempo a la promoción de un disco. Y ahora quiero dedicarme a mi faceta musical”.

¿Aunque llegue una buena oferta?

Estoy abierta a proyectos, pero con otra visión, no sé si sean series, porque hay historias y personajes que no van conmigo. No porque me asuste, porque además como actriz vale mucho la pena arriesgar, pero creo que hay cosas que no van con mi imagen, así como hay canciones que puedo cantar y otras que no. O sea, hoy no haría cualquier proyecto o muchos de ellos se están trabajando. Quizá más adelante, incluso hasta podría producir algo yo misma, más a mi molde, a mi forma.

¿Hay alguna historia que tengas en mente, cómo te visualizas en la pantalla a tu edad?

Exacto, a mi edad, no tengo una historia en particular, que pudiera decir: ‘Me gustaría hacer esto’, pero si quisiera una que se adapte a mi edad como protagonista. En Estados Unidos sucede mucho que las historias crecen con los actores; por ejemplo, hay actrices como Julia Roberts, Jennifer Aniston y Meryl Streep, ella un poco más grande, que siguen protagonizando historias, en su caso más en cine. Porque hay series de protagonistas de 55 años, a mí me gustaría eso, una historia que se adapte a mí, A mi edad y que me lleve a protagonizar.

“Y no que diga: ‘Hijole, ahora sí me voy a tener que poner botox, porque voy a hacer una chava de 20 años’, cuando es algo que ya no me queda; como actriz te puedes caracterizar y te puedes quitar 10 o poner 10 años, pero ya no puedes ser la chavita inocente que se enamora del galán”.

¿Eres una señora de 40, cómo te defines en este momento?

Como una mujer satisfecha, orgullosa, muy agradecida, y no lo digo en tono de presunción, sino en una humildad de decir tengo todo… Cuando eres chavo o chiquito y te dicen: ‘¿Qué quieres ser de grande?’, nunca hubiera pensado en decir todo lo que tengo, porque eso hubiera implicado pensar en cómo lo iba a lograr, y en ese entonces hubiera sido una locura. Por eso agradezco tanto todo lo que he logrado.

“Pero sigo soñando, sigo teniendo ilusiones y sigo teniendo retos, metas y objetivos, nunca es como: ‘Ya lo logré todo’, diario aprendes, diario tienes metas. Me defino como una mujer satisfecha de los logros que he obtenido a lo largo de mi vida.

“Y a nivel personal también, mis hijos, ser mamá me asombra todos los días; no puedo creer que mis hijos tengan la edad que tienen y que vayan por un buen camino. Ojalá que siempre sigan así. Soy muy afortunada en el amor, en la parte de ser madre, en la parte profesional”.

Además de tu familia y tu profesión ¿qué te hace feliz, cómo te sientes cómoda, qué te dibuja una sonrisa en el rostro?

Parece mentira, pero estar en la casa en pijama, pedir pizza o comer tortas me gusta mucho. Convivir con mis hijos, con mi novio, hacer cosas del día a día, como tener chance de ver el amanecer, disfrutar el atardecer, estar en el mar, que me gusta mucho, también es algo que disfruto mucho.

“En mi parte profesional, el contacto con la gente me sigue sorprendiendo mucho me pone contenta con sus piropos, con sus muestras de afecto.

“Conforme crezco y vivo me dan más gusto las cosas naturales de la vida, las que no cuestan, las que no tienes que irte a Las Vegas para tenerlas, el simple hecho de disfrutar la paz y tranquilidad que te puede dar la naturaleza”.

Twitter: @Adriana_jiramil




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.