• Regístrate
Estás leyendo: Dulce derrocha voz y provoca la euforia de sus admiradores
Comparte esta noticia

Dulce derrocha voz y provoca la euforia de sus admiradores

Gracias a sus clásicos éxitos y la inspiración de Manzanero, Lara y De Vita triunfa en su "show".
Publicidad
Publicidad
Quiet Riot
Guadajalara
15 de Noviembre
Elefante
Pachuca
15 de Noviembre
Edith Márquez
Ciudad de México
15 de Noviembre
Robbie Williams
Tlajomulco de Zúñiga
15 de Noviembre

Como reloj, Dulce fue exacta y a las 11 de la noche salió al escenario del Lunario, donde sus leales seguidores, cincuentones y sesentones, en pareja, grupo y solitarios, ya esperaban su concierto.

Con su emblemático tema “Dulce, la cantante” inició la exitosa noche que rememoró las extintas veladas de centro nocturno.

Apenas tuvo oportunidad, saludo “Buenas noches” dijo y prometió “aquí la intención es que todos la pasemos bien y ustedes salgan contentos, así que vamos a cantar lo que quieran y si no la tenemos, pues se las canto aunque sea a capella”.

El comentario detonó la afinidad con sus invitados, que soltaron la primera ovación, cuando acompañada de sus músicos y coristas empezaba con un popurrí que integró “Cuál de los dos” y “Échame la culpa a mí”.

Unos minutos después provocó la euforia entre el público, cuando interpretó “Señor amor”.

“Hace rato que ganamos el festival de Mallorca con este tema de Armando Manzanero, es una canción muy bonita y fue una experiencia maravillosa”, dijo entre el fraseo de la composición que entonó sin ayuda del micrófono, lo que evidenció sus alcances vocales y le valió que el público se parara de sus sillas para ovacionarla de pie, escena que se repitió a lo largo del show.

“Cara a cara”, “Déjame volver contigo”, “Lo quiero a morir” y “Heridas, sus grandes clásicos, se escucharon impregnados del sentimiento y la fuerza interpretativa que distingue a la cantante y que provocaron, además de los efusivos y espontáneos coros, los repetidos brindis en las mesas, donde la variedad de tragos iba en armonía con la versatilidad de la intérprete.

Una vez que la empatía entre la artista y el público fue la constante, Dulce se hizo acompañar de la sensibilidad de Manzanero, Franco de Vita y Agustín Lara; y así dio su versión a “Esta tarde vi llover”, “Te amo” y “Noche de ronda”, con las que la exitosa atmósfera se bañó de suspiros.

“Te amo Dulce”, en un tono aguardientoso, se escuchó en la sala, pues las bebidas ya habían hecho efecto en algunos de los asistentes, que motivados por la sensualidad del vestuario de la anfitriona querían “robar” su atención.

Sin embargo, nada opacó el disfrute de los fans de la tamaulipeca, quien abandonó el escenario para bailar al ritmo de “Mi Matamoros querido” por la zona preferente del salón, hasta donde más de una docena llegó para tomarse una selfie.

Con “Déjame volver” quiso despedirse, pero los gritos de sus invitados, motivados por el disfrute de los tonos que alcanza la cantante, la regresaron para seguir con la fiesta, que concluyó con “Tu muñeca” y “Lobo”.

CLAVES

GRABAN CONCIERTO

El espectáculo duró más de dos horas y el público demandaba más interpretaciones.

La actuación de la tamaulipeca fue grabada ya que se planea hacer un dvd, de acuerdo a la información que ofreció el promotor Hugo Mejuto.

La intérprete ofreció dos conciertos el viernes por la noche en el Lunario, que lució cupo lleno en ambos shows.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.