• Regístrate
Estás leyendo: Mariah Carey salda su deuda con México
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 05:35 Hoy

Mariah Carey salda su deuda con México

La cantante trajo su Sweet Sweet Fantasy Tour; reunió a más de 9 mil fans en CdMx

1 / 4
Publicidad
Publicidad

Cual reina en pasarela, durante su primera presentación en México, Mariah Carey entró al escenario posada sobre un sillón que era sostenido por seis de sus bailarines.

Eran casi las 10 de la noche, afuera llovía y el caos vial desquiciaba a la ciudad, pero adentro de la Arena Ciudad de México el remix de "Fantasy" tuvo el poder de borrar todo lo malo y poner a bailar a la multitud.

Había butacas desocupadas, pero los 9 mil 750 fans que asistieron, según los organizadores, defendieron su título de incondicionales coreando cada tema.

"¿Cómo se sienten?", preguntó la mujer que robaba miradas con su diminuto atuendo rojo que dejaba al descubierto sus piernas torneadas y sus glúteos, al tiempo que se movía al ritmo de "Emotions".

Salieron de escena sus bailarines, excepto dos, quienes tenían la tarea de cubrir el frente de Mariah con dos abanicos gigantes, mientras, casi imperceptiblemente, modifi caba su vestuario para convertirlo en un elegante vestido de noche.

Con ayuda del piano que tenía a su lado llegó el momento de "Always be my Baby", tema que fue acompañado por imágenes de ella compartiendo momentos con sus dos hijos, pero la clásica interpretación de "Without You", fue la ganadora de palmas y suspiros.

Carey se tomó un tiempo fuera para cambiar de vestuario y regaló unos segundos de protagonismo a uno de sus bailarines que danzó por toda la pista.

Un poco de efecto ventilador y Mariah parecía un ángel al salir de una de las piernas del escenario con un vestido blanco que ondeaba como su cabello suelto, entonces sonó “My All” y en seguida presentó a su invitado especial.

Era Trey Lorenze, integrante de Jackson Five, con quien entonó “I’ll be Th ere” y las cinco pantallas de led proyectaron, a modo de película, imágenes de la banda y de Mariah en la juventud.

Otro tiempo fuera y volvió seductora en un payasito rosa fl uorescente que hacía juego con las botas que le llegaban hasta los muslos.

Era momento de viajar al pasado y la cantante complació a sus seguidores con un medley de sus mejores éxitos, entre ellos “Touch my Body Lover Boy”.

Más allá de los bailarines y las pantallas de led, la producción fue escasa, pues solo un pianista, un baterista y tres coristas compartían el escenario con ella.

Después de poco más de una hora de show, la velada llegó a su fi n con “Hero”.


ehh

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.