• Regístrate
Estás leyendo: 'Luis Miguel, la serie': ¿qué pasó en el capítulo 7?
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 22:05 Hoy

'Luis Miguel, la serie': ¿qué pasó en el capítulo 7?

Spoiler alert!

Luis Miguel busca desesperadamente a su madre por Italia y España mientras enfrenta una investigación de Hacienda por evasión de impuestos que podría enviarlo a la cárcel.
Publicidad
Publicidad
Simple Minds
Ciudad de México
20 de Septiembre
Sandoval
Ciudad de México
20 de Septiembre
Hernaldo Zuñiga
Ciudad de México
20 de Septiembre
Odín Dupeyron
Monterrey
20 de Septiembre

En el capítulo siete de Luis Miguel: la serie, el cantante enfrenta problemas con Hacienda al mismo tiempo que busca desesperadamente pistas sobre el paradero de su madre en Italia y España. Lo que descubre lo lleva, finalmente, a encarar a su padre, Luis Rey

El episodio arranca justo cuando Luis Miguel llega a la cima del éxito gracias a La incondicional. Tras lanzar el video grabado en el Heroico Colegio Militar, el cantante ocupa por primera vez el lugar número uno en el Billboard Hot Latin Chart, desbancando así al mismísimo José José.

Sin embargo, El Sol apenas tiene tiempo para disfrutar su logro. Tras años de que su padre evadiera impuestos, Hacienda finalmente ha comenzado una investigación que podría enviar a Luis Miguel a la cárcel si éste no consigue 20 millones de dólares para solventar las deudas. 

A Mickey se le ocurre la idea de lanzar un disco de grandes éxitos. Pero hay un pequeño problema:  los derechos de sus éxitos de la infancia pertenecen a EMI y está impedido para volver a grabarlos pues su contrato de exclusividad ahora es con WEA

A LuisMi no le queda de otra que hablar con su padre, quien le garantiza que en dos semanas conseguirá el dinero. Como si no hubiera aprendido la lección, en un nuevo voto de confianza el cantante le toma la palabra a su padre, que acorralado le pide a su hermano, Tito, viajar a Suiza y sacar 10 millones de dólares, bajo el argumento de que el cantante quiere comprarse otra casa.

Mientras tanto, Luis Miguel ocupa esas dos semanas para viajar a Monzone, Italia, para descifrar, junto a su hermano, el paradero de su madre, Marcela Basteri.

Al llegar, se encuentra con su abuelo, que agoniza, y con su tía Adua, quien le cuenta que luego de su paso por Argentina, sus padres viajaron a Las Matas, Madrid, por lo que el cantante decide ir a España para sacarle información a su abuela paterna, Matilde, que ahora cuida del pequeño Sergio, su hermano menor.

Según muestra la serie de Netflix, la madre de Luis Miguel recibió la noticia de su tercer embarazo en uno de los peores momentos de su relación con Luis Rey. Era 1982 y a Marcela le celebraron su cumpleaños por partida doble: primero con una lujosa casa —un obsequio de su esposo, aunque pagada con dinero de su hijo— y después, con la visita sorpresa de su madrastra, Cata.

En un arranque de frustración, Marcela le expresa a Cata lo arrepentida que está de haberse escapado con Luis por la forma en que éste explota a su hijo. En pleno desahogo, la mujer no puede más y se desmaya. Al acudir al hospital, el médico le explica el motivo: tiene un embarazo de ocho semanas. Se trata de Sergio.

Años más tarde, en su visita a España, LuisMi descubre que la postal que supuestamente le había mandado su madre desde Monzone, la envió en realidad su abuela Matilde. Al enfrentarla, ésta le explica que lo hizo por petición de Luis Rey, quien de esa forma quería tranquilizar a su hijo haciéndole creer que su madre se encontraba bien.

Sobre el paradero de Marcela, El Sol no tiene nada claro tras su paso por Europa: lo único que sabe es que sus padres llegaron a Las Matas; que ambos planeaban viajar a Chile, a donde finalmente sólo llegó Luis Rey; que a su madre se le veía nerviosa y angustiada; que, a petición de su padre, fue Carmen —y no la propia Marcela— quien llevó al pequeño Sergio a casa de Matilde. En síntesis, una serie de cabos sueltos. Lo único que Luis Miguel tiene claro es que su padre fue el último en ver a su madre.

El Sol no puede más. Si la angustia por su madre no era suficiente, pierde aún más los estribos cuando su tío Tito le informa que, tras viajar a Suiza, le ha traído 10 millones de dólares, es decir, sólo la mitad de lo que necesita para liquidar sus deudas. Luis Miguel le explica a su tío que no quiere el dinero para una casa, sino para evitar ir a la cárcel. Ante la sorpresa, Tito le confiesa a su sobrino que Luis Rey ha guardado dinero en varias partes del mundo y que tan sólo en Suiza todavía quedan 15 millones de dólares más. Es la gota que colma el vaso.

En una escena final cargada de tensión, Luis Miguel enfrenta a su padre, a quien primero exige los 10 millones de dólares faltantes para luego revelarle que ha descubierto todas sus mentiras. En un típico intento de manipulación, Luis Rey apela al cariño de su hijo, que cansado termina llamándolo “hijo de puta” y pidiéndole que salga de su vida a menos de que decida contarle la verdad sobre su madre.

El capítulo siete de Luis Miguel: la serie nos presenta la que podría ser la primera gran crisis en la vida personal y profesional del cantante.

ehh

¡Consigue tus boletos para ver a Luis Mi!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.