• Regístrate
Estás leyendo: Los rocanroleros aceptan competencia
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 09:01 Hoy

Los rocanroleros aceptan competencia

Angélica María, César Costa y Enrique Guzmán agradecen que continúen vigentes en el gusto de su público.

Publicidad
Publicidad

En uno de los camerinos del Auditorio Nacional, Angélica María, César Costa y Enrique Guzmán se saludan, están a minutos de ofrecer un concierto en el marco de la gira Juntos por última vez; Alberto Vázquez llega con retraso, por lo que no se suma a una breve charla que los roqueros tienen con la prensa.

La complicidad entre los tres intérpretes es innegable, esa que solo se logra con el paso del tiempo.

“Son 60 años de conocernos”, asegura Costa, a lo que rápidamente revira Guzmán: “Son más”, el primero insiste en que son seis décadas desde que era vocalista de Los Black Jeans; Enrique se mantiene e incluso narra una entrañable anécdota.

“Cuando Los Teen Tops queríamos tocar en las fiestas que organizaba (César Costa) en el garage de su casa y él nos prestaba los instrumentos de esos carísimos”, recordó Guzmán; César sonríe con nostalgia y agrega: “Hacíamos tardeadas para pagarlos”.

Todos esos años de dedicarse al rocanrol hacen que ambos acepten, que más que un género, esta música es su compromiso de vida.

“El rock es el origen de muchas cosas, es una actitud hacia la vida”, menciona Costa.

“Es algo muy especial, porque incluye a la balada y al pop. Lo que tiene único es que fue la primera vez que la juventud tuvo una participación activa en el mundo de la música y del espectáculo, se ha ido dando en varias generaciones y cada una le ha ido aportando como Maná o Café Tacvba”, aseguró.

“El rock no es un género, es una forma de vivir, de protestar”, abundó Enrique, a lo que Angélica María agregó que “es el principio de todo”.

Esta camaradería que muestran no significa que no exista entre ellos una competencia e incluso, como lo acepta Guzmán, algo de “celos”, pero siempre bien intencionados y aceptados de forma profesional.

“Es una competencia sana, yo soy competitivo”, contó César, pero Guzmán sonriente compartió que “los celos siempre son importantes, no hay forma que él haga algo mejor que yo, porque yo quiero hacer el trabajo igual o mejor que él (Costa) y mejor que ella (Angélica María), eso hace que vayamos subiendo de nivel”. Es “una competencia amigable”, prefiera comentar La novia de México.

De pronto, y tras la conexión que ya se logró en la plática, el productor Sergio Gabriel, les anuncia que quedan 15 minutos para empezar, por lo que Angélica María no pierden la oportunidad de dar gracias.

“Estamos felices de estar juntos, el éxito que hemos tenido realmente ha sido padrísimo, le agradecemos al público con toda el alma” mientras que se prepara para a salir a escena.

CLAVES

SIN MIEDO AL FUTURO

César Costa aplaude la “democratización de todo el espectáculo”, en particular, comparte, en “las grabaciones, ahora cualquiera puede lanzar su producción”.

Enrique Guzmán confía en que pronto surjan dignos herederos de sus carreras: “Esperamos que haya alguien que haga un camino tan firme como nosotros”.

Los tres roqueros aceptan que “la nostalgia tiene un poder extraordinario de convocatoria, estamos muy productivos”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.