• Regístrate
Estás leyendo: Los diseñadores de vestuario nominados al Oscar
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 13:02 Hoy

Los diseñadores de vestuario nominados al Oscar

Un español, una diseñadora de moda y dos exitosas británicas conforman la terna de este año. Conoce sus carreras y elije a tu favorito para este domingo

1 / 5
Publicidad
Publicidad

Uno de los aspectos que más admiramos cuando vemos una película, pero de los que sabemos menos, es el diseño de vestuario. Detrás de los hermosos vestidos de época o de los asombrosos trajes futuristas, hay horas de trabajo físico e investigación, pero sobre todo muchísimo talento y experiencia.

La terna que compite este año por la estatuilla está conformada en su mayoría por grandes profesionales del diseño textil. Sandy Powell y Jenny Beavan, que han competido por la estatuilla en 10 ocasiones, Paco Delgado nominado anteriormente por "Los Miserables", y Jaqueline West, responsable de vestuario en "The Revenant".

Jenny Beavan

Jenny Beavan es una veterana de la industria. Empezó su carrera en el vestuario para teatro, pero pronto llegó al cine de la mano de la productora Merchant Ivory. Ganó su primer premio de la Academia en 1986 por “A Room With a View”, un drama de época basado en la novela de E.M. Foster.

La británica ha creado algunos de los vestuarios más memorables de las últimas décadas: "Cenicienta" (protagonizada por Drew Barrymore) "Sensatez y Sentimiento", "Ana y el Rey", "Alexander", las dos partes de "Sherlock Holmes", "El Discurso del Rey" y "Mad Max", por la que está nominada este año.


Recientemente ganó el premio a “Excelencia en Cine de Fantasía” que otorga el Costume Designers Guild.

Beavan prefiere estar en locaciones remotas que en estudios controlados. Por eso no dudó en trabajar en "Mad Max". Sobre la producción dijo que era “un sueño hecho realidad”, pues a pesar de años de carrera, nunca había diseñado vestuario para una historia futurista.

Paco Delgado

Si Russell Crowe cantando durante casi tres horas te pareció insoportable o no, tienes que reconocer que la adaptación del musical Los Miserables al cine -en lo que a diseño de producción se refiere- es espectacular.

Y la película no sería nada sin su vestuario. El responsable de la mega producción es el español Paco Delgado. La cinta fue su primera incursión a Hollywood, antes de eso estuvo muy ocupado haciendo cine en su país.

Delgado trabajó con Pedro Almodóvar en “La Mala Educación” y después en “La Piel que Habito”. Tiene experiencia en cintas fantásticas como la adaptación de “Blancanieves” y en “Las brujas de Zugarramurdi”. También fue el vestuarista para “Biutiful” de Alejandro González Iñarritu.


Ahora está nominado por su sobresaliente trabajo en La Chica Danesa, en donde repitió la experiencia de adaptar prendas tradicionalmente femeninas al cuerpo de un hombre y replicó la moda de los años 20, una de las más glamorosas del siglo pasado.

Jacqueline West

La oriunda de San Francisco creció con ropa hermosa alrededor. Su madre era una reconocida diseñadora de moda en los años 50 y ella tiene su propia marca. Sin embargo, desde hace más de 20 años se dedica a crear vestuario.

Su trabajo incluye dos películas con Terrence Malick, “Agua para los Elefantes”, “Argo” y “La Liga Extraordinaria.” Sin embargo es mejor conocida por “El Curiosos Caso de Benjamin Button” que le mereció una nominación al Oscar en 2008 y “Letras Prohibidas”, en donde vistió nada más y nada menos que al Marqués de Sade, interpretado por Geoffrey Rush.


Este año Jacqueline está nominada por su exhaustivo trabajo en The Revenant, en donde cambió las crinolinas por pesadas pieles propias de los helados bosques de Estados Unidos a principios del siglo XIX.

Sandy Powell

Nació en Londres y estudió diseño de teatro en la Central School of Art. Aunque siempre estuvo enamorada de la moda, no se dedicó a las pasarelas porque “se trata de la ropa y nada más”.

Es conocida por tener amplio conocimiento sobre historia de la moda, sin embargo, también por adaptar el vestuario a las necesidades de la cinta y la personalidad de cada personaje. Powell pone primero la credibilidad que la estética o la precisión histórica. “Hay belleza en la suciedad. Cuando voy al cine pienso ¿por qué está tan limpio el vestido? El barco se está hundiendo y se sigue viendo perfecto. Uno quiere belleza en una película, pero si la ropa se ve un poco usada, sucia, tiene mayor profundidad” dijo al New York Times en 1998.

Powell es una de las favoritas de Martin Scorsese. Desde que trabajaron juntos por primera vez en “Pandillas de Nueva York” han colaborado en El Aviador (por la que ganó el Oscar en 2005), “Shutter Island”, “Hugo” y “El Lobo de Wall Street”.

Lo anterior demuestra la enorme versatilidad de Powell, que va desde los fastuosos trajes de Entrevista con el Vampiro o el estrafalario vestuario glam rock de “Velvet Goldmine”, hasta el romanticismo necesario para “Shakespeare Enamorado” y “Young Victoria”, por las que ganó sus otros dos Óscares.


Este año Sandy Powell tiene muchas posibilidades de subir al escenario. Está nominada por “Carol”, la historia de amor entre dos mujeres en los años 30 y por el deslumbrante vestuario del clásico infantil “Cenicienta” de Disney.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.