• Regístrate
Estás leyendo: Las películas extranjeras que compiten por el Oscar
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 06:46 Hoy

Las películas extranjeras que compiten por el Oscar

Desde un thriller psicológico hasta una comedia sobre un viejo gruñón, las nominadas de este 2017.

Publicidad
Publicidad

Una comedia alemana sobre un padre y su hija, un thriller psicológico iraní, una cinta danesa sobre prisioneros de guerra alemanes, una comedia sueca sobre un hombre gruñón y una película australiana sobre amor tribal en una isla del Pacífico Sur son las nominadas de este año al Oscar a la mejor película en lengua extranjera.

TE RECOMENDAMOS: Diez películas para disfrutar la fotografía de Rodrigo Prieto

Entre las nominadas una de las más conocidas es Toni Erdmann, una comedia sobre la brecha generacional de la realizadora alemana Maren Ade, que en mayo fue una sensación en Cannes. La cinta de casi tres horas también toca temas políticos y sociales.


También compite en esta categoría un ganador previo: el director iraní Asghar Farhadi, con The Salesman (El viajante). El director obtuvo la estatuilla en 2012 con su muy aclamada A Separation (Una separación).

The Salesman es un thriller psicológico sobre una pareja joven en Teherán que protagoniza una producción de la obra de Arthur Miller La muerte de un viajante. Se mudan a un nuevo apartamento, donde un acto de violencia vinculado a un antiguo inquilino les cambia la vida.


Martin Zandvliet es director del filme danés Land of Mine (Tierra de minas), película inspirada en hechos reales que narra la historia de prisioneros de guerra alemanes enviados a limpiar minas en Dinamarca después de la Segunda Guerra Mundial.


La cinta sueca A Man Called Ove (Un hombre llamado Ove) también recibió una candidatura. Basada en una novela del mismo título, la oscura comedia sigue a un hombre cascarrabias cuya vida cambia al conocer nuevas personas.


La lista de nominados se completa con Tanna, la primera cinta australiana en la categoría. La película, una historia de amor tribal, se rodó en la isla de Tanna en la República de Vanuatú con un elenco amateur de locales. Los documentalistas Bentley Dean y Martin Butler tuvieron que vivir en Tanna por meses para contar la historia.



ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.