• Regístrate
Estás leyendo: Las minorías toman fuerza en la pantalla
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 13:54 Hoy

Las minorías toman fuerza en la pantalla

Historias como “Black Panther”, protagonizada por Winston Duke, en cine; o “Atlanta”, por Zazie Beetz, en tv muestran que el público abraza historias alejadas de estereotipos.

Publicidad
Publicidad

Eduardo Gutiérrez Segura

Winston Duke y Zazie Beetz comparten la importancia de que las producciones en las que actuaron: Black Panther y Atlanta, respectivamente, cosecharan éxito en taquilla, televisión y entre la crítica, para mostrar que la industria puede y debe, sin temor al fracaso comercial, ser incluyente y abrazar historias protagonizadas por las llamadas minorías.

El proceso para la llegada de Black Panther, primer largometraje protagonizado enteramente por afroamericanos, el llamado a la inclusión y dejar los estereotipos atrás en Hollywood comenzó en 1973, cuando la actriz y activista nativa americana Sacheen Littlefeather rechazó a nombre de Marlon Brando el Oscar que obtuvo a Mejor Actor por El Padrino.

Aquella denuncia fue por la manera de retratar a nativos americanos en cine y tv; 43 años después, en la 88 edición de los premios de la Academia, Jada Pinkett-Smith, inspirada en el discurso de Littlefeather, comenzó el #OscarSoWhite por la falta de nominados negros, con un efecto sin parangón de quién protagonizaría, cómo se filmarían y elegirían las cintas a premiar actualmente.

Marvel Studios y Walt Disney Studios hicieron historia con el estreno de Black Panther, relato de T’Challa, líder de la ficticia nación africana de Wakanda, que se alzó ya como la película de superhéroes más taquillera en Estados Unidos (sin tomar en cuenta la inflación), lo que para uno de sus protagonistas, Winston Duke, es claro indicador de la necesidad de contar estas tramas.

“Es algo increíblemente importante para mí, para cualquier persona de color, que las imágenes y el contenido (acerca de nosotros) sean los correctos; lo que amo de esta película es que presenta más preguntas que soluciones, acerca del tipo de mundo en el que queremos vivir, nos da muchos argumentos de cómo podemos seguir adelante de manera responsable”, dijo Duke a ¡hey!

Para Winston, quien encarna a M’Baku, el filme “nos hizo reflexionar acerca de si así se supone que debería ser el mundo, qué tan responsables somos de que ahora sea de cierta manera; es muy importante poner luz en problemas que son actuales y que enfrentamos”, aseguró.

En tanto, la petición de un retrato realista de personajes femeninos, preferentemente hecho por guionistas y directoras que saben lo que significa ser mujer, tuvo un eco especial con la suma de talentos de Reese Witherspoon y Sofía Vergara, y alcanzó logros épicos cuando las féminas alzaron la voz contra el abuso y acoso sexuales con el movimiento #MeToo y Time’s Up.

Zazie Beetz es muestra perfecta de esa visión real de las mujeres de color en la escena del rap de su ciudad en la serie Atlanta, de Fox Premium; la actriz encarna a Van, la mejor amiga de Earn (el protagonista, al que le da vida Donald Glover) y madre de su hija.

“Creo que es una descripción importante de la realidad y al mismo tiempo también se burla de ésta, es como explorar la vida en lugar de indagar estereotipos, no se usa eso para vender el programa, se usan temas que se han repetido una y otra vez, y así el público se siente identificado con la serie, era algo que nadie esperaba”, expresó Beetz, vía telefónica.

YO SOY SIMÓN REPRESENTARÁ OTRO SECTOR TOMA PROTAGONISMO

El 13 de abril llegará a los cines mexicanos Yo soy Simón, bajo la dirección de Greg Berlanti (Everwood, The Flash y Riverdale). El filme narra la vida de un joven de 16 años gay (Nick Robinson) y que deberá tomar la decisión de contarle a su familia y amigos, mientras trata de dilucidar la identidad del compañero de clase que conoció por internet y de quien está enamorado.

Basada en la novela Simon vs. The Homo Sapiens Agenda (de Becky Albertalli) y con guiños a Sixteen Candles, la trama del filme hace eco de la esencia del texto y retrata la valentía de la juventud homosexual, a través de una comedia romántica: “Es una historia de alcanzar la adultez, acerca de dos chicos de la preparatoria que se enamoran. La película gira en torno al personaje.

“Su voz y su punto de vista. Su manera de ver el mundo. Sus sensibilidades cómicas. Creo que eso es lo que la hace única en su género. En su superficie no es una película gay. Es acerca de un chico que está pasando por algo, intentando encontrar su lugar en el mundo, que de por sí ya es difícil", contó Robinson, en entrevista concedida por 20th Century Fox.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.