• Regístrate
Estás leyendo: La música está llena de sangre nómada en Residente
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 17:22 Hoy

La música está llena de sangre nómada en Residente

En la recta final del FICG 33 se proyectó el documental creado por René Pérez Joglar, como parte de la Muestra de cine Socioambiental Film 4 Climate


Publicidad
Publicidad

En la recta final del FICG 33 se proyectó el documental "Residente" creado por René Pérez Joglar, como parte de la Muestra de cine Socioambiental Film 4 Climate, que este año cumplió diez años en el FICG.

Residente levantó su más reciente proyecto artístico a partir de un viaje tramado por su ADN. En su búsqueda de historias por contar, sigue los pasos de sus ancestros y viaja a través de Siberia, el Cáucaso, China, África Occidental y finaliza en Puerto Rico.

En su recorrido descubre que su ADN proviene de pueblos de tradiciones y sonidos milenarios, pero también con una herencia de olvido, pobreza extrema, guerras incomprensibles, colonizaciones extremas que han sangrado a países que producen más de lo que perciben sus obreros.

Finaliza en Puerto Rico, con sus primeros 100 años de colonización, con una lucha continua que preocupa que se olvide para finalmente asumirse como el "estado libre asociado" que dice Estados Unidos que es, y con la esperanza de que eso no termine con el característico acento de los habitantes de la isla, orgullosos de su semilla de caña.

Tal vez escuchar el disco antes de ver el documental nos deje un poco indiferentes. Tal vez escucharlo después de verlo sea la clave para convencernos de la belleza cruda de este verdadero proyecto artístico de René Pérez Joglar. Tal vez sólo él iba a ser capaz de reunir en un mismo estudio de grabación músicos de tres países que actualmente se encuentran en guerra, para cantar sobre lo que los une a todos: el dolor de guerras inventadas por poderosos que padecen más los habitantes y que está dejando sin futuro a sus hijos.

Pero también a través de estas voces nos recuerda la belleza y la pureza de sonidos que alegran el alma, que son terapia y que puede unir continentes. René Pérez, Residente del mundo, finaliza este recorrido con muchas historias por contar, de muchos pueblos que han sido semilla del mundo y hoy son los más pobres, los más contaminados, los más odiados entre sí y los más saqueados.

Esta única función fue presentada en la sala Guillermo del Toro de la Cineteca FICG, recientemente inaugurada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.