• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 04:23 Hoy

[Función Dominical] Amar a un villano no es fácil

Los Minions, como los seres humanos, tienen una masoquista necesidad de amor y de sometimiento; la película tiene el brillo del viejo cómic belga y francés.

Publicidad
Publicidad

Fernando Zamora

Lo sepamos o no, todos tenemos en el corazón a un Minion. Los Minions son esos personajes chaparritos y amarillos que aparecieron por primera vez en la película Mi villano favorito. Los Minions es ahora una película muy recomendable para esta función dominical.

Dice el narrador al inicio: "Los Minions parecen todos iguales pero todos son diferentes. Lo único que en realidad los une es la terrible necesidad de servir a alguien verdaderamente despreciable". Así va la cosa: los Minions, como los seres humanos, tienen una masoquista necesidad de amor y de sometimiento.

La historia se cuenta rápido: una supervillana quiere apoderarse de la corona británica. Y estamos hablando de la corona de la reina Isabel. Cuando le preguntan a un Minion "¿quién es esta mujer?", él responde con cierto candor: "Eh... ¿La Cucaracha?". Ya se sabe que una de las características más hilarantes de estos personajes consiste en que hablan una mezcla de todos los idiomas: el español ha sido escogido para éste y otros momentos interesantes así que recomiendo verla en el idioma original.

La incesante necesidad de ser amados por un villano ha llevado a estos Minions a la corte de Isabel II. La reina ofrece algunos de los chistes más memorables. Su caricatura quiero decir.

Los fanáticos de la serie Mi villano favorito, encontrarán en Los Minions una precuela, esto es, la historia de cómo llegaron a trabajar para el malévolo doctor Despicable. Para ello los guionistas se remontan incluso hasta el principio de los tiempos. En los créditos iniciales vemos a los Minions en la primera división celular.

¿Qué hicieron los Minions para que se extinguieran los dinosaurios? Y, cuando apareció el hombre, ¿qué hicieron? ¿Qué secretos esconde La gran pirámide? ¿Cuál es la verdadera historia detrás de la caída del imperio de Napoleón? Estas y otras cuestiones son lo que hay que ver porque aunque la historia se cuenta fácil, la enorme cantidad de referencias visuales y narrativas no tanto. Hay que darse permiso de gozar estas películas siendo adulto para captar la profundidad artística de Los Minions. Por ejemplo, hay una secuencia en que buscando al amo, nuestros héroes pasan frente a un set en que técnicos estadunidenses filman la llegada del hombre a la Luna. ¿Quién es el director? Kubrick, por supuesto.

Los Minions tiene el brillo del viejo cómic belga y francés. El villano parece sacado de Spirou y Fantasio, las aventuras que viven son épicas como las de Astérix y Obélix. Nuestros héroes son tan cándidos y profundos como Tintín.

Con todo y esto, ni creadores ni dibujantes ni guionistas se han dejado rebasar por la nostalgia. Al contrario, si bien es cierto que hay en la película el espíritu de una Europa que en los sesenta apenas comenzaba a salir de la crisis económica que les dejó la guerra, también lo es que Londres en aquellos años es el mejor mundo posible para echar a andar a estos personajes enloquecidamente necesitados de amor. Sin duda era necesario llevar Los Minions hasta ese lugar y esos años en que Los Beatles cantaban: "All you need is love."

Los Minions (The Minions) Dirección: Pierre Coffin y Kyle Balda. Guión: Brian Lynch. Con las voces en inglés de Sandra Bullock, Jon Hamm y Michael Keaton. Estados Unidos, 2015.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.