• Regístrate
Estás leyendo: Fiesta, baile y mariachi con El Potrillo
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 19:40 Hoy

Fiesta, baile y mariachi con El Potrillo

Alejandro Fernández ofreció un magno concierto, además se hizo acreedor al título del artista con más presentaciones durante los primeros diez años de operación del Auditorio Telmex


Publicidad
Publicidad

Mauricio Ortega

Un magno y abarrotado concierto fue el que ofreció Alejandro Fernández la noche de este sábado como parte de las galas del XXIV Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería, donde además se hizo acreedor al título del artista con más presentaciones durante los primeros diez años de operación del Auditorio Telmex, coronándose ante el recinto con la exitosa cantidad de 20 conciertos abarrotados en su escenario.

Minutos antes de su presentación, el tapatío dedicó un espacio tras bambalinas para recibir la placa que reconoce las presentaciones antes citadas a manos de María Luisa Meléndrez Bayardo, directora del inmueble.

"De parte del Auditorio muchas gracias, sabíamos que tenías que ser tú por tantas presentaciones en este espacio; nos enorgullece mucho que además lleves nuestra música a todo el mundo. Te damos esta placa con muchísimo gusto y orgullo, esperemos que sean muchas más" expuso la operadora antes de entregar el galardón al cantante.

En respuesta, el hijo de Vicente Fernández expresó su emoción al recibir este premio, adelantando que lo colocaría en un lugar especial de su residencia.

"Es un premio que tendré en un lugar muy especial en mi casa, este reconocimiento más que para mí, es para todo el público, toda la gente que me ha apoyado porque ellos han sido los que han llenado todos estos eventos"

Sobre la respuesta de su público paisano durante sus presentaciones, El Potrillo agregó que se siente muy querido, sustituyendo la idea de "profeta en su tierra". Sus palabras se complementaron con la opinión que tiene respecto al recinto que lo reconoció.

"Me parece un auditorio increíble, no sientes las 10,000 personas de capacidad por la forma en que está diseñado y tiene una acústica espectacular" concluyó.

Dentro de la sala ya se vivía un auténtico ambiente patrio y las más de 9 mil personas se mostraban listas para disfrutar de las más de dos horas de Alejandro Fernández En Vivo, título que le da nombre a su gira previa al Rompiendo Fronteras Tour.

Fue al filo de las 21:40 horas cuando un sofisticado juego de luces recibió al llamado por muchos, el máximo exponente de la música regional. Vestido en un traje negro a la medida, el cantante descendió desde una tarima geométrica para saludar entre reverencias y besos a los tapatíos.

"Cóncavo y Convexo" fue el tema elegido para inaugurar la gala y la sección romántica de la velada. Sus primeros acordes coquetos comenzaron la misión de enamorar a sus fanáticos y no tan fanáticos que ya se encontraban alabando su presencia.

"¡Muy buenas noches! Es una delicia poder estar aquí un año más en mi tierra, con mi gente, con mis amigos y mi familia, ¿cómo están Guadalajara?" saludo El Potrillo su público, extendiendo además su felicitación a la Cámara de Comercio por el regocijo de llevar 24 años celebrando el Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería.

Temas como "Estuve" y "Qué voy a hacer" despertaron la euforia vocal de los asistentes y del propio Alejandro. Tres estilizadas coristas decoraron la tarima mientras lucían su encanto artístico al ritmo de "Tu amor me hace tanto bien" y "Hoy tengo ganas de ti", siendo este último el que se acompañara con un impecable solo de trompeta.

Los acompañamientos vocales se transformaron en delicadas figuras danzantes para complementar el estreno en vivo de "Desahogo", canción que forma parte del repertorio de su anterior álbum "Confidencias".

Una escenografía minimalista pero que no escatimó en tecnología digital fue la encargada de armonizar las interpretaciones de "Se me va la voz" y "Te voy a perder", temas que explotaron el potencial de la banda en vivo que actuaba tras el tapatío.

Los tonos azules de la atmósfera cambiaron a colores cálidos para recibir con entusiasmo la interpretación de "Canta Corazón", tema que levantó de sus asientos a todo el recinto; las voces al unísono del público recrearon y reemplazaron los arreglos de la canción.

El segmento de baladas concluyó su protagonismo con "Me dediqué a perderte" y la fusión de "Si tú supieras" y "No sé olvidar"; acto seguido, el cantante desapareció momentáneamente del escenario.

Su corta ausencia fue bien recompensada con la salida del mariachi, el cual actuó como deleite previo para dar paso a la sección ranchera que engalanaría el festejo.

La máxima ovación llegó cuando El Potrillo ascendió en su característico traje de charro para entonar en compañía del mariachi "Guadalajara, Guadalajara" y "México lindo y querido". Con esta presentación el cantante se ganó a medio concierto el corazón de las más de 9,000 almas presentes.

El talento que por herencia le brindó su padre, Vicente Fernández, fue la prueba intangible de su potencia en el escenario durante la ejecución de "Mátalas", "Que Lástima" y "Abrázame".

"Los mexicanos somos gente buena, trabajadora y con muchos valores. Todos somos uno, todos somos México, ¡qué viva Guadalajara y qué viva Jalisco!" Fue la frase con la que continuó el cantante para una vez más dar gusto a su público con temas como "Es la mujer", "No", "Que digan misa" y un popurrí dedicado al fallecido Divo de Juárez, Juan Gabriel.

Las gargantas desgarradas del público clamaron por más música y fueron correspondidas; "Nube Viajera", "Tantita Pena" y "Estrella" fueron las encargadas de concluir el extenso repertorio del cantante, sin embargo, este volvió por más y sorprendió con un medley de su padre, Vicente Fernández, clausurando una vez más el magno concierto del XXIV Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.