• Regístrate
Estás leyendo: Encuentran el 'gancho'
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 14:23 Hoy

Encuentran el 'gancho'

Entender en qué momento alguien se enamora de una serie fue el objetivo de un estudio de Netflix; en exclusiva para '¡hey!', el jefe de contenidos de la empresa explica que fue lo que descubrieron.

1 / 4
Publicidad
Publicidad

¿Cuántas veces nos hemos enamorado de un programa de televisión para descubrir que después de unos cuantos capítulos éste desaparece para siempre? Cuando esto ocurre en la televisión tradicional, ya sea abierta o de paga, no siempre es reflejo de la calidad del show o siquiera de su potencial, según nos explica Ted Sarandos, director de Contenidos de Netflix.

"Un programa que esté habitualmente en la televisión lineal con espacios fijos puede triunfar o no basado en el horario en el que lo programen o en el día de la semana, o por el show que viene antes o el que viene después. Era algo que no se sabía mucho de la televisión. Sabíamos que había shows que tenían éxito y otros que fracasaban, pero no podíamos exactamente decir por qué".

Es que igual que una obra en Broadway que espera las reseñas de los críticos para ver si va a sobrevivir o no, la televisión de siempre suele operar de manera similar. Solo que aquí el crítico es el rating y mide el primer episodio que sale al aire. El ejecutivo de Netflix nos explica lo que descubrieron al respecto en su investigación.

"El piloto de un programa de televisión es probablemente los 30 minutos más importantes en la vida de un show y lo que descubrimos es que un piloto difícilmente engancha a la audiencia desde el principio. Así que si no estás enganchado y tienes que esperar una semana para regresar es probable que no lo hagas".

Y en esa línea viven o mueren muchos programas. Asunto que para Netflix no aplica y por lo mismo la empresa se puede dar el lujo de trabajar con esquemas que nunca habían ocurrido ni en la televisión ni en el cine, ya que ambos tienen tiempos muy específicos.

"Lo que quisimos hacer al ver estos datos", explicó Sarandos, "fue averiguar, basados en las largas curvas dramáticas de las historias, poder tomar esa decisión de permitir a los creadores tomar el tiempo para desarrollar su historia y ver como que la audiencia tenía la paciencia para invertir en las historias paralelas. Y ver si estarían dispuestos a invertir más y más tiempo en el show, porque estaban más conectados con las historias".

Para su sorpresa los resultados no fueron tan diversos en distintos lugares del mundo. Analizando a 20 series (algunas propias y otras no) en 16 países (México incluido) descubrieron ciertos momentos en series muy exitosas como el "gancho" donde la gente se vuelve oficialmente fan. En Orange is the New Black, por ejemplo, es cuando Crazy Eyes avienta un pastel para defender a su "esposa" (la muy asustada Piper) en el Episodio 3. En México, por ejemplo nos enganchamos con la comedia How I met your Mother antes que los demás países encuestados y estamos parejos con el resto del mundo en House of Cards, ante lo que Sarandos comenta.

"Siempre apunto hacia House of Cards como ejemplo. El segundo episodio de House of Cards no acaba con un ´final de viernes´", la vida de nadie está en peligro. Simplemente termina con él en una máquina de ejercicio. Es como el anti final de viernes. Y no creo que nadie más se hubiera atrevido a terminar el segundo episodio de una nueva serie así".

¿Y para que sirve saber todo esto? Más allá de decidir que seguir produciendo para la plataforma, también es para darle una especie de respiro (y libertad) a los creadores, que ya no se ven obligados a resolver todo en 22 o 47 minutos exactos (con cortes comerciales).

"Esta es la primera parte de los datos que refuerza la noción de que la gente está dispuesta a invertir el tiempo y llevarse una buena recompensa de una narrativa que se toma su tiempo. Para eso son estos datos. No estamos tratando de usarlos para instruir a las audiencias sobre como ver, es simplemente una observación de cómo el público ve las cosas en esta generación "On demand".

Y sí. Como ya ha ocurrido en varias ocasiones, saber este tipo de cosas tal vez sea la gran oportunidad de series que tuvieron una muerte temprana de regresar. O para el hecho de que se decida producir cosas que nunca hubieran tenido la menor posibilidad antes. O simplemente, darle una segunda oportunidad a grandes shows para que encuentren a su público. Eso, Ted Sarandos lo tiene muy claro.

"No es solo lo que la gente ve. Es como la gente lo está viendo. Y muchos shows tienen más que ver con el modelo de negocio en cada país. Breaking Bad, por ejemplo, fue cancelado en las segunda temporada en Gran Bretaña. Y en Netflix se volvió enloquecidamente popular. No es que a la gente ahí le disgustara de manera desproporcionada Breaking Bad la primera vez. Simplemente estaba en el canal equivocado, en el momento equivocado. Cuando llegó a Netflix, explotó".

Pronto la segunda parte de esta serie sobre que está pasando con la televisión en el mundo, al aire y en la red.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.