• Regístrate
Estás leyendo: Clooney y Tatum explican Hollywood
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 04:13 Hoy

Clooney y Tatum explican Hollywood

En la cinta "Hail, Caesar!" los actores interpretan delirantes versiones de las estrellas en los años 50; hablaron con "

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Es difícil no agradecer profundamente el humor ácido, negro y ocurrente de los hermanos Coen, pero cuando deciden burlarse de lo más cercano a ellos, el mundo del cine, el resultado es delirante. Tanto que por eso tienen a actores como George Clooney, Channing Tatum, Scarlett Johansson y Josh Brolin moviendo su vida entera para poder ser parte de Hail, Caesar!, la cinta que llega a las salas este viernes.

Clooney y Tatum interpretan a un par de actores con agendas políticas y estilos de trabajo muy diferentes. Mientras tanto, Brolin tiene el trabajo más difícil de todos: encargarse de que los actores no se metan en problemas y así proteger a los estudios. Claro, hay que tomar en cuenta que la historia se desarrolla en los años 50, cuando se perseguía a los actores por comunistas, donde la prensa de chismes tenía tremendo poder político y los histriones no necesariamente destacaban por su versatilidad. Primero nos sentamos con George y Channing.

Susana: ¿Qué Hollywood les parece más absurdo, el de los años 50 o el de ahora?

Channing: Creo que el de ahora es bastante absurdo, ¿no?

George: Pero depende a qué te refieras con Hollywood. Porque esto era antes de que la televisión se hubiera apoderado de todo y no había internet y no existía nada como los reality shows ni sus estrellas. Así que esa era una visión muy simplista de cómo la gente recibía su entretenimiento y creo que ahora tiene tantas versiones. Creo que podemos ver muchas cosas mucho más absurdas ahora.

S.M.: Y me dicen que en el “set” el caos generalmente es tu culpa, George, porque está haciéndole bromas a todo mundo, ¿es verdad?

G.C: En este set no le hice bromas a nadie, creo. No me dio tiempo. Estaba ocupado. Mira, una vez que te pones un vestido… digamos que estaba ocupado.

S.M.: ¿Entonces ya nos entiendes?

G.C.: Sí. Definitivamente.

S.M: Channing, ¿qué tan difícil fue hacer a una especie de Gene Kelly?

CH.T.:Uff, pues definitivamente no estaba tratando de imitar a Gene Kelly, porque uno nunca va a poder hacer eso; pero, sin duda, de ahí venía la inspiración. Y fue muy difícil. Muy, muy difícil. Nunca había bailado tap antes…

S.M.: ¡Pero puedes bailar!

CH.T.: Puedo bailar, sí. Eso lo admito, pero estas eran dos cosas diferentes. Tenías que no solo hacer el tap, pero también necesitabas saber marcar los tiempos. Fue bastante más difícil de lo anticipado.

S.M.: Hay mucho análisis sobre Hollywood, pero también hay mucha burla de otra cosa, me encantaría su punto de vista al respecto. Es sobre cómo se comporta la prensa. ¿Era muy diferente entonces que ahora?

G.C.: Sí y no. Y lo digo porque también hice Buenas noches y buena suerte que fue más o menos en ese periodo de tiempo. La prensa podía… estaban Hedda Hopper, Louella Parson, personas que podían hacerte o desaparecerte en la prensa. Lo cual ya no existe hoy en día. Se te pueden ir encima todos, pero ya no existe una versión de lo que era el mundo con el corporativo de Randolph Hearst, quien podía decidir si merecías ser una estrella o no, relacionándote al comunismo y a ese tipo de cosas que te podrían destruir. Ese tipo de cosas. Creo que hay grandes diferencias por el acceso. La prensa puede ser bastante penetrante hoy en día, pero no es solo la prensa. Es todo mundo haciendo esto todo el tiempo del día (muestra su teléfono) así que estás en el internet antes de llegar a casa. Eso es muy diferente. Es un cambio que no es particularmente divertido.

CH.T.: Y la gente de todos modos va a formar su propia impresión de lo que hagas o no hagas. Ni siquiera por la prensa, con solo ver tus películas. Todos tienen una voz. Tienen Facebook, Twitter, todos pueden tener una opinión. Yo no creo que sea tan malo. Pero era más sencillo antes, sin duda”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.