• Regístrate
Estás leyendo: 'La chica danesa', apuesta segura de Venecia al premio Oscar
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 20:49 Hoy

'La chica danesa', apuesta segura de Venecia al premio Oscar

La cinta estelarizada por el ganador de la estatuilla por 'La teoría del todo', Eddie Redmayne, retrata la vida de una de las primeras personas que se sometió a una reasignación de sexo.

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Si todos los indicios se cumplen, la edición de este año de los Oscar tendrá un tono manifestamente gay: será difícil no encontrar el drama lésbico Carol, de Todd Haynes, o La chica danesa, la película de Tom Hooper que se presentó a concurso en el Festival de Venecia y en la que Eddie Redmayne encarna a una de los primeros hombres que se sometió a una operación de cambio de sexo en los años 20 del siglo pasado.

La chica danesa ha gustado a gran parte de la crítica, aún cuando su estilo sea academicista, como también lo fue El discurso del rey, la película con la que Hooper consiguió el Oscar, o el musical Los miserables, que también llegó a la alfombra roja de Hollywood.

El británico Redmayne, que ya recogió el Oscar en febrero por dar vida al científico Stephen Hawking (The Theory of Everything), se perfila como candidato en la próxima edición de los premios más cotizados de cine con su transformación en la artista Lili Elbe.

La chica danesa está basada en hechos reales, en el matrimonio de los artistas daneses Gerda Wegener y Einar Wegener. Ella acompañó a su marido en el proceso hasta su transformación en Lili Elbe.

"La película habla de la inclusión. Vivimos en un mundo muy dividido. Basta ver lo que está sucediendo en nuestras playas en Europa actualmente con esta crisis tremenda de los refugiados. Esta película es un llamamiento al corazón para no excluir a los transexuales, ya sean hombres o mujeres", aseguró Hooper.

"Espero que la película muestre cómo el amor y la compasión hacen posible la inclusión", agregó.

La historia de amor de Gerda y Lili es un amor sincero, habla de inclusión y aceptación, agregó.

Hooper no se centra en la construcción de una nueva identidad, sino en cómo nace, en cómo aflora la mujer que Redmayne lleva dentro. Y esa situación se pudo dar porque se desarrolló en un entorno artístico, aseguró Hooper.

Redmayne, que recibió el guión cuando estaba rodando con Hooper Los miserables, comentó que el director no le dijo nada sobre el tema. Tan solo le adelantó: "Es el mejor guión que he leído jamás".

"Me conmovió profundamente esta historia de amor tan única y apasionada. Y la piedra angular de todo ello es esa persona con el suficiente valor para vivir como quiere ser", explicó Redmayne, quien reiteró en varias ocasiones su agradecimiento a los transexuales que ha conocido y su generosidad compartiendo sus experiencias para poder encarnar este personaje.

"Con lo que me quedo de toda esta experiencia es la magnífica educación en tantas cosas, lo que he aprendido, así como la dulzura y la generosidad de los transexuales que he conocido", agregó el actor de 33 años.

Si aplaudida fue la actuación de Redmayne, tampoco fueron menos los elogios para la sueca Alicia Vikander, que se perfila como nueva estrella de Hollywood.

La actriz de 26 años comentó que le atrajo el aspecto de la historia de amor extraordinario. "Me enamoré del hecho que se trata del amor de dos personas, pero también una historia sobre cómo amar, y cómo amarse a uno mismo. Gerda, para la época, era una mujer de vanguardia, una mujer que trabajaba, una artista", afirmó la actriz, para quien lo más difícil fue entender lo que Gerda estaría viviendo con aquella situación, en una época en la que los transexuales no existían y la homosexualidad era catalogada como perversión.

"Encontré en ella una mujer que es capaz de amar a otra persona más que a sí misma y me gustaría tener algo de ella", agregó la actriz.

La chica danesa fue la película más aplaudida de las tres presentadas a concurso. No le fue igual de bien a Equals, de Drake Doremus, una suerte de Romeo y Julieta en un mundo futuro, en donde se han eliminado genéticamente las emociones.

Las personas no se enamoran ni tienen relaciones entre ellas. Sin embargo, siempre hay algunas que sufren un "trastorno" y, si llegan a sentir algo, son confinadas a un lugar del que nadie regresa.

Kristen Stewart y Nicholas Hoult encabezan el reparto de esta cinta de ciencia ficción en la que Doremus no consigue los mismos elogios que dos sus anteriores trabajos, obras más indie.

El revuelo con La chica danesa, y la presencia de Stewart dejaron en un segundo plano a la actriz Juliette Binoche, que interpreta a una madre en duelo en L'attesa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.