• Regístrate
Estás leyendo: Celebra Kiss 40 años de trayectoria con concierto
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 03:51 Hoy

Celebra Kiss 40 años de trayectoria con concierto

La banda se presentó en Barcelona, donde hizo un recorrido por lo mejor de su trayectoria musical.

Publicidad
Publicidad

La mítica banda de heavy metal Kiss ha revolucionado hoy Barcelona para conmemorar el cuarenta aniversario de su fundación y ha entusiasmado a un público entregado, en un concierto que no ha defraudado, aunque no ha llenado el Palau Sant Jordi, antes de la cita de mañana en Madrid.

"Detroit Rock City" ha abierto una gran noche en el San Jordi de Barcelona, construido para los Juegos Olímpicos de 1992 y usado en 2015 para recibir a Kiss.

A la cabeza han estado Paul Stanley y Gene Simmons, los únicos miembros fundadores y estables durante cuatro décadas del cuarteto, que hoy completan Tommy Thayer a la guitarra y Eric Singer a la batería. Paul ha interactuado mucho con el público, siempre en inglés y con esa voz de malote del metal.

Han seguido "Deuce", "Psyco Circus" y "Creatures of the Night", menos conocidas, pero igualmente celebradas. Las luces y la pirotecnia han ayudado a hacer de la noche un verdadero espectáculo de color rojo y amarillo, con el fuego como elemento clave. El sonido, apabullante. La energía, infinita.

La fiesta del metal no ha parado y ha continuado con "War machine", "Do you love me" y "Hell or hallelujah", en la que se han disparado los primeros cohetes de la noche, que seguro que se han escuchado en media Barcelona.

También ha triunfado "God of thunder", en la que Gene Simmons ha volado, literalmente, de una forma espectacular, y se ha levantado veinte metros por encima del escenario, sin que haya parecido que ninguna cuerda los sujetara. Una vez arriba, ha gritado "España", algo que el público catalán no ha recibido con excesivo entusiasmo.

Tras el vuelo de Gene, Paul no ha querido ser menos. Antes de tocar "Love gun", ha pedido que gritaran muy alto su nombre y ha iniciado el despegue. Al público le ha encantado la idea de volver a ver a alguien sobrevolando el Sant Jordi e incluso los que estaban sentados no han podido evitar levantarse.

El público ha estado formado, en su mayoría, por padres y madres de familia, que han dejado hoy a sus hijos cenando con los abuelos, para poder disfrutar de los éxitos que, cuando eran jóvenes, bailaron sin parar en la discoteca.

Los asistentes, muchos de ellos con la cara pintada como sus ídolos, han mantenido la sonrisa hasta que han salido del Sant Jordi, en plena montaña de Montjuïc, en una noche cálida y perfecta en Barcelona, que ha dado inicio al verano de la mejor manera posible, aunque mañana sea lunes y toque levantarse temprano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.