La cárcel que visitó el Papa: al menos 41 muertos en 7 años

El Centro de Readaptación Social Estatal número 3, en Ciudad Juárez, era considerado como el penal más peligroso de América Latina.
El papa Francisco se reunió con 700 reos del Centro de Readaptación Social Estatal número 3, en Ciudad Juárez, Chihuahua.
El papa Francisco se reunió con 700 reos del Centro de Readaptación Social Estatal número 3, en Ciudad Juárez, Chihuahua. (AP)

Ciudad de México

La prisión estatal que visió Francisco es una de las más peligrosas y violentas del país. Al menos 41 personas murieron por pleitos y motines en los últimos siete años.

El papa Francisco se reunió con 700 reos del Centro de Readaptación Social Estatal número 3, en Ciudad Juárez, Chihuahua, considerado en 2012, por el entonces fiscal Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Eduardo Guerrero, como el penal más peligroso de América Latina.

Entre 2009 y 2011 ocurrieron masacres, riñas entre grupos rivales y hasta orgías con menores de edad adentro de la penitenciaria, en la que están presos integrantes de grupos delictivos como La Línea, Los Aztecas, Los Artistas Asesinos y Los Mexicles. Al menos de 2009 a la fecha han sido asesinados 41 reos.

El pontífice dijo ante los reclusos que la violencia e inseguridad no se resuelve encarcelando a las personas. Francisco saludó a 30 hombres y 20 mujeres, elegidos por su buena conducta.

En el penal hay 3 mil hombres y más de 200 mujeres y actualmente una barda divide a los presos ligados a bandas delincuenciales rivales para evitar masacres como la ocurrida el 25 de julio de 2011, entre reos vinculados con La Línea y Los Aztecas y que dejó 17 muertos.

Un día antes de esa masacre, internos del penal realizaron una orgía de entre 30 y 40 mujeres, cuatro de ellas menores de edad, informó la Fiscalía estatal el 27 de julio de 2011.

Un año antes, el 8 de junio de 2010, ocurrió una riña entre grupos de Los Aztecas, ligados al cártel de Juárez, y Los Artistas Asesinos, vinculados al cártel de Sinaloa, la cual dejó tres internos muertos y cuatro más lesionados, además de un policía federal.

A principios de marzo de 2009, reos de la banda Los Aztecas sometieron a custodios del penal y mataron a 20 internos y lesionaron a siete más de las bandas Los Artistas Asesinos y Los Mexicles, ambas vinculadas con el cártel de Sinaloa.

El 6 de octubre de 2015, Arturo Sandoval, vocero de la Fiscalía General del Estado, informó que el reo Germán Raymundo Parra Mijares fue asesinado por tres compañeros de celda.

Las cárceles de Chihuahua tienen la certificación de Estados Unidos, después de la estrategia implementada por el gobierno estatal mediante la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales de la Fiscalía de Chihuahua, la cual estuvo a cargo de Eduardo Guerrero desde 2010, con el fin de perfeccionar un sistema penitenciario "devastado" y "universidades del crimen", donde operaban palenques, tables dances y pistas de carreras para caballos, dijo Guerrero a MILENIO en una nota publicada el 18 de junio de 2014.

Guerrero Durán actualmente es el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social.