Fieles en El Paso están listos para ver al Papa… en pantallas

La ciudad fronteriza se encuentra llena de peregrinos que llegaron de otros estados de la unión americana. Esperan ver a Francisco cerca del río Bravo.

El Paso, Texas

La ciudad de El Paso, Texas, se encuentra a su máxima capacidad ya que la llegada del papa Francisco a Ciudad Juárez movilizó a cientos de fieles hacia la frontera con México para poder ver al pontífice aunque sea en pantalla.

Los hoteles están llenos y en cada esquina, en cada manta, puede leerse la frase "Welcome Pope Francis" (Bienvenido papa Francisco). 

La mayoría de las personas que llegaron a la gran valla que separa El Pasa de Ciudad Juárez no podrán ingresar a territorio mexicano para poder escuhar la misa, sin embargo eso no los entristece. 

Algunos,son migrantes indocumentados que arriesgaron todo por ver unos segundos al pontífice. 

Enrique Rojas, originario de la ciudad de México y con más de 57 años viviendo en Estados Unidos, llegó desde Deming, Nuevo México para estar lo más cerca del obispo de Roma.

Luego de que el obispo de El Paso, Mark Seitz declaró que Francisco bendeciría el rio Bravo, Rojas no loe pensó ni un minuto antes de venir a la ciudad texana. Pidió permiso en su trabajo, donde pizca chile por un salario de 7.50 dólares la hora y viajó hasta El Paso. 

"No importa. Pedí a mi jefe que me permitiera venir. Es importante ser bendecido por el Papa. Yo desde acá le doy las gracias por esas bendiciones y por lo que hemos cumplido el sueño americano. Pido por mis hermanos migrantes e indocumentados. Para que se ablanden las dos naciones y puedan trabajar como uno sin tantas trabas. Sin que llegue Trump".

Están aquellos que sí pueden cruzar la forntera y desde temprana hora, de acuerdo con la Oficina de Inmigración y Aduanas en El Paso, Texas, más de 60 mil personas y unos 100 mil automóviles han cruzado la frontera.

En la entrada norte del Puente Internacional de la Calle Stanton,al sur del centro de esta ciudad, un grupo de voluntarios de la Diócesis de El Paso llegó desde las primeras horas de este miércoles para regalar botellas con agua al continuo flujo de feligreses que cruzan caminando a Ciudad Juárez.

“Fue una idea de la Diócesis, el darles agua (...) tienen que caminar varios kilómetros hasta llegar al lugar de la misa y permanecer ahí casi todo el día”, informó Betty Flores, una voluntaria de la Parroquia San Rafael en El Paso.

“Muchos prefieren dejar sus automóviles de este lado de la frontera y cruzar caminando el puente; en este momento puede resultar más fácily rápido”, dijo.

Homero y Ana Silva, un matrimonio residente de El Paso, optó por acudir a la misa caminando a través de la frontera.

“La visita del Papa a Ciudad Juárez, tiene mucho significado”,dijo Ana. “Ciudad Juárez esta sanando y la visita del Papa le hará mucho bien”, agregó.

Voceros de la Oficina de Inmigración y Aduanas en El Paso, Texas, estiman que unos 60 mil peatones y unos 100 mil automóviles han cruzado la frontera, a través de alguno de los cuatro puentes internacionales que conectan a esta ciudad estadunidense con Ciudad Juárez, Chihuahua, en el norte de México.

En la entrada norte del Puente Internacional de la Calle Stanton, al sur del centro de esta ciudad, un grupo de voluntarios de la Diócesis de El Paso llegó desde las primeras horas de este miércoles para regalar botellas con agua al continuo flujo de feligreses que cruzan caminando a Ciudad Juárez.

“Fue una idea de la diócesis, el darles agua (...) tienen que caminar varios kilómetros hasta llegar al lugar de la misa y permanecer ahí casi todo el día”, informó Betty Flores, una voluntaria de la Parroquia San Rafael en El Paso.

“Muchos prefieren dejar sus automóviles de este lado de la frontera y cruzar caminando el puente; en este momento puede resultar más fácil y rápido”, dijo.

Homero y Ana Silva, un matrimonio residente de El Paso, optó por acudir a la misa caminando a través de la frontera.

“La visita del Papa a Ciudad Juárez, tiene mucho significado”, dijo Ana. “Ciudad Juárez esta sanando y la visita del Papa le hará mucho bien”, agregó.

María y Jorge Cárdenas, una pareja de Houston, Texas, también cruzaron caminando el Puente de la Calle Stanton muy temprano este miércoles, acompañados de sus hijos Jorge y Andy.

La familia Cárdenas decidió hacer un viaje especial desde Houston para ver al pontífice en Ciudad Juárez. “Es una sola vez en la vida y es un sacrificio que bien vale la pena”, subrayó María.

Los dos principales periódicos de esta ciudad, El Paso Times y El Diario de El Paso, publicaron ediciones especiales por la visita de Francisco.

Para los miles de residentes de El Paso que no puedan cruzar o no deseen ir a Ciudad Juárez, la Diócesis Católica de El Paso, organizó un evento en el Estadio Sun Bowl de esta ciudad denominado “Dos Naciones, Una Fe”.

A través de este evento los feligreses podrán seguir desde territorio estadunidense la transmisión de la misa que el Papa Francisco oficiará al otro lado de la frontera.

La Diócesis de El Paso vendió boletos para este evento durante las últimas semanas en 10 y 15 dólares, y los organizadores esperan llenar los 51 mil asientos del estadio.

El evento “Dos Naciones, Una Fe” iniciara a las 12:00 horas del miércoles (19:00 GMT) con actividades que se efectuarán a lo largo de cuatro horas antes del inicio de la transmisión de misa en Ciudad Juárez programada para comenzar a las 16:00 hora local (23:00 GMT).

Durante ese tiempo, se podrá disfrutar de coros, danzas y música de mariachi.

Además se presentará José Antonio Meléndez Rodríguez, un músico de origen nicaragüense que toca la guitarra a pesar de haber nacido sin brazos y que cantó en varias ocasiones para el Papa Juan Pablo II en sus visitas a Estados Unidos y otros lugares.

La visita del Papa Francisco a Ciudad Juárez también alteró otros aspectos de la vida en El Paso.

La totalidad de las escuelas públicas y privadas de la ciudad cerraron este miércoles para dar oportunidad a los estudiantes y sus familias de participar en alguno de los eventos relacionados con la visita papal.

El gobierno de la ciudad de El Paso dio el día libre a sus empleados y solo trabajarán aquellos que realizan funciones esenciales.