Pollo con champiñones para el Papa en Chiapas

María del Socorro Arizmendi, hermana del obispo de San Cristóbal de las Casas, buscará conquistar con su comida el paladar del papa Francisco con un platillo que "enamoró" a autoridades del Vaticano.

Ciudad de México

En su visita a México, el papa Francisco no probará picante ni mucho menos tequila.

Su dieta es tan sencilla como todo en su pontificado: come arroz, pollo o pescado y agua natural baja en sales.

Para su comida con ocho indígenas en San Cristóbal de las Casas, buscarán conquistar su paladar con un pollo con champiñones.

La dueña de la receta, que promete revelar una vez que el Papa se vaya de México, es María del Socorro Arizmendi, hermana del obispo local, Felipe Arizmendi.

Es "una alegría y una responsabilidad muy grande", dice María del Socorro.

Cuenta que originalmente iba a cocinar pescado o carne de res, pero los funcionarios del Vaticano se enamoraron de su platillo.

"Lo vinieron a probar y les gustó", dice con una voz alegre.

El resto del menú es arroz blanco, dulces michoacanos y agua.

— ¿No le da miedo que se le queme?

—No, ni Dios lo quiera. Que tu boca se haga chicharrón, dice entre espantada y riéndose, pues es un platillo que ya ha preparado en otras ocasiones.

El menú para su visita a Michoacán no es diferente, pues se preparará pollo o filete de pescado, fruta, dulces y agua.