Segob, “sin temor a las palabras” de Bergoglio

El subsecretario Humberto Roque Villanueva afirma que les darán la bienvenida, porque son conscientes de los problemas del país.
Los funcionarios de Gobernación ofrecieron una conferencia.
Los funcionarios de Gobernación ofrecieron una conferencia. (Moisés Pablo/Cuartoscuro)

México

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Humberto Roque Villanueva, descartó que el gobierno tema a las expresiones del papa Francisco sobre temas de derechos humanos o migración.

Aseguró que las autoridades darán la bienvenida a sus dichos, porque están conscientes de los problemas que tiene el país y aceptan aquello que se hace bien y mal.

“Definitivamente, la expresión temor no existe en el gobierno de la República. Existe expectativa en el gobierno, en la sociedad y en los actores políticos y sociales de este país.

“Las palabras del pontífice van a ser aquilatadas y tendrán un efecto, sin duda alguna, en la sociedad mexicana y en las estructuras propias del gobierno mexicano en sus tres niveles, pero definitivamente no hay temor, al contrario”, afirmó.

El subsecretario confirmó que las autoridades vaticanas invitaron a tres padres del caso Ayotzinapa a ocupar un lugar preferente en la misa que se oficiará en Ciudad Juárez y que no serán los únicos, porque la jerarquía católica “buscará tener grupos representativos de alguna o de parte de la problemática social que tenemos en el país”.

“Lo que nosotros sabemos es que el papa no está, en este momento, buscando mensajes particulares” y así se le ha hecho saber al gobierno.

Roque Villanueva agregó que “si el Presidente decide asistir a alguno de los eventos religiosos, no hay absolutamente ninguna razón que se lo impida, porque el sentido de aceptar la libertad religiosa incluye para el ciudadano, absolutamente, la posibilidad de ejercer esa libertad a través del culto”.

En la conferencia ofrecida en la Secretaría de Gobernación, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, subrayó que no existe ninguna alerta o preocupación de seguridad respecto a las actividades del papa en México.

Informó que la Policía Federal desplegará a 13 mil 250 elementos, incluidos 2 mil de la Gendarmería; asimismo, aseguró que vigilarán las carreteras de las cinco entidades que visitará Francisco a partir de mañana, por lo que se instalará 42 puertos de seguridad, orientación y auxilio a la población y dispondrán de 13 aeronaves.

“Estamos todos alertas, no hay algo especial, no tenemos ningún tipo de preocupación”, especificó el comisionado; agregó que el hecho de que el papa pernocte todas las noches en la Ciudad de México no se debe a ninguna consideración de seguridad, sino a asuntos logísticos.

“No hay una alerta particular. Al contrario, el gabinete de seguridad del gobierno de la República está en permanente comunicación, estamos perfectamente coordinados los tres órdenes de gobierno”, incluso en materia preventiva y de protección civil, sobre todo porque habrá concentraciones masivas, refirió.

El comisionado aclaró que ninguno de los demás operativos desplegados en territorio nacional se modificará con motivo de su participación en la logística de la visita papal y coincidió con el subsecretario Roque Villanueva en que no ha habido gastos extras por la organización.

Finalmente, Roque Villanueva detalló que son pocos los pagos que correrán a cargo del gobierno federal, como la recepción, la despedida o la ceremonia en Palacio Nacional, y que correrán a cargo de los gobiernos estatales los gastos por la adecuación de los sitios que visitará el pontífice.