Papa Francisco llega a Roma tras visita a México

El pontífice llegó a Roma luego de concluir su viaje apostólico a México; en su despedida en Ciudad Juárez, Francisco agradeció la hospitalidad de los mexicanos.
El Papa subió al avión que lo traslada a Roma, después de su último día en México.
El Papa subió al avión que lo traslada a Roma, después de su último día en México. (Reuters)

Ciudad de México

El papa Francisco llegó a Roma alrededor de las 14:45, hora local, procedente de Ciudad Juárez, Chihuahua, donde concluyó su visita de cinco días a México.

En su cuenta de Twitter @antoniospadaro, el editor en jefe de la Civiltà Cattolica y consejero cultural del pontífice, Antonio Spadaro, confirmó que el avión que partió de Ciudad Juárez ayer había aterrizado en el aeropuerto de Ciampino en Roma.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen, el piloto de Aeroméxico que llevó a Francisco a Roma, Enrique Galeano, dijo que fue un vuelo tranquilo, sin turbulencia, en el que el pontífice pasó la mayor parte del tiempo dormido.

“Fue un vuelo muy emotivo para todos, tuvimos muy buena planeación, poca turbulencia. Entramos por Madrid. Y él dijo que había sido un vuelo muy tranquilo”, comentó.

El piloto narró que durante las dos primeras horas de vuelo los cuatro pilotos en cabina se mantuvieron despiertos para poder platicar con el Papa, cuando llegó el momento, Francisco les agradeció por el vuelo y por tan cálida bienvenida en México.

En el vuelo, el líder de la Iglesia Católica comió salmón, desayunó un omelette y tomó agua, dijo el sobrecargo del vuelo, Cuauhtémoc Guerrero.

Francisco realizó un viaje apostólico a México del 12 al 17 de febrero en el que visitó la Ciudad de México, Ecatepec en el Estado de México, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez en Chiapas, Morelia en Michoacán y Ciudad Juárez en Chihuahua.

Ayer, durante su despedida, el papa Francisco agradeció en Ciudad Juárez la "cálida hospitalidad" de los mexicanos , así como el cariño, la fiesta y la esperanza que vivió en el país.

Citó versos del poema Hermandad de Octavio Paz: "Soy hombre: duro poco y es enorme la noche. Pero miro hacia arriba: las estrellas escriben. Sin entender comprendo: también soy escritura y en este mismo instante alguien me deletrea".

"La noche nos puede parecer enorme y muy oscura, pero en estos días he podido constatar que en este pueblo existen muchas luces que anuncian esperanza", relató el pontífice.

"He podido ver en muchos de sus testimonios, en sus rostros, la presencia de Dios que sigue caminando en esta tierra guiándolos y sosteniendo la esperanza; muchos hombres y mujeres, con su esfuerzo de cada día, hacen posible que esta sociedad mexicana no se quede a oscuras", añadió.

Al término de la misa, el Papa tomó un vehículo abierto para trasladarse al Aeropuerto Internacional Abraham González, en Ciudad Juárez.

Antes de partir a Roma, el pontífice se reunió en privado con el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera.