“Hablaré claro sobre derechos humanos”: Francisco

Sobre la posibilidad de mantener un encuentro con los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, el papa señala desconocer si se realizará.
El Papa Francisco con sombrero de charro en el AICM.
El Papa Francisco con sombrero de charro en el AICM. (Cuartoscuro)

Italia y México

A bordo del avión que lo trasladó a México, el papa Francisco aseguró que los derechos humanos es uno de los temas que tocará durante su estancia de seis días en México.

Durante el encuentro que tuvo con los reporteros, mexicanos y extranjeros, que lo acompañaron durante su viaje, respondió a la pregunta de si los casos de violación a derechos humanos estarán incluidos en sus mensajes públicos.

"Lo haré e intentaré ser claro, hablar claro", respondió.

Sobre la posibilidad de mantener un encuentro con los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, señaló desconocer si se realizará.

La charla con los reporteros que viajaron con él en el avión papal fue alegre y cordial. Ahí, recibió como regalo un sombrero de charro y en broma comentó que con las películas de Cantinflas se había preparado para visitar México.

Por más de media hora el pontífice convivió con los representantes de los medios de comunicación, incluso a la mayoría de los 76 los saludó personalmente; los escuchó, se tomó fotografías, selfies y, para quienes lo pidieron, les dio la bendición.

Entre constantes sonrisas y carcajadas, Jorge Mario Bergoglio se vio relajado y contento con los reporteros, quienes también bromeaban con él.

Reveló su más íntimo deseo, "contemplar de cerca a la Virgen de Guadalupe, un misterio que ningún científico ha podido explicar porque es de Dios", y se colocó un sombrero de charro riendo a carcajadas.

En broma comentó que hay muchos mexicanos que se dicen ateos, pero son guadalupanos, "lo bueno es que no todos los mexicanos son ateos".

Así, con esa sonrisa cordial que lo caracteriza, inició su recorrido por el Airbus 330 para saludar a los 76 periodistas que lo acompañaron.

Algunos ya preparados para este saludo le entregaron sus regalos: un solideo que se colocó de inmediato al quitarse el suyo; unos zapatos deportivos color gris, con los que se sorprendió al recibirlos, e imágenes religiosas.

También recibió dos bolsas de café colombiano que el papa pidió a sus colaboradores "no se pierda por ahí", libros, revistas, una canasta de dulces y hasta dos rosas blancas.

Este saludo, comentaron los reporteros que se encuentran de base en el Vaticano, ha sido único; al papa se le veía muy contento y relajado.

Al salir por segunda ocasión al lugar donde se encuentran los reporteros el papa Francisco habló de su visita a Cuba y de inmediato mencionó que se retiraba a descansar, porque le esperaba un recorrido en el papamóvil de 23 km (del hangar presidencial a la nunciatura apostólica).

Topo Chico

El papa Francisco lamentó los hechos sucedidos en el penal Topo Chico la madrugada de este jueves, donde una riña entre internos dejó 49 muertos y al menos nueve heridos.

A través de un comunicado, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, informó que el pontífice expresó sus condolencias y ofreció "plegarias por el eterno descanso de los fallecidos, a la vez que desea hacer llegar a sus familiares su más sentido pésame", así como su cercanía espiritual.

Agregó que el pontífice deseó un pronto restablecimiento de los heridos que aún se mantienen hospitalizados, de los cuales cinco están graves.

"Con estos sentimientos, el papa a la vez que invoca la amorosa protección de nuestra señora de Guadalupe, imparte con afecto la confortadora bendición apostólica como signo de consuelo y esperanza en estos momentos de tristeza", dice el mensaje dirigido al arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, que fue dado a conocer en la sala de prensa destinada para su visita a México.

Claves
Una boleada, joven

  • Un cajón para bolear zapatos fue uno de los regalos que recibió el papa Francisco de uno de los reporteros que lo acompañaron en el vuelo papal.
  • Noel Díaz, un hombre de 59 años y director del canal católico El Sembrador de Los Ángeles, California, recordó su infancia y lustró los zapatos negros del pontífice, quien, entre sonrisas, accedió a la petición de "¿me deja lustrar sus zapatos?"
  • Noel le comentó que cuando tenía 8 años quería hacer su primera comunión, pero su mamá, una madre soltera, le dijo que no tenía dinero para comprarle la camisa blanca, el pantalón negro y los zapatos que necesitaba para la ceremonia religiosa, por lo que tuvo que ponerse a lustrar zapatos en las calles de Tijuana para cumplir su sueño.