México necesita una nueva esperanza

El Nuncio Apostólico afirmó que el Papa no viene a cambiar la realidad del país, pero espera que su visita sea el inicio de un proceso de comprensión y esperanza.

En entrevista con Bárbara Anderson, el Nuncio Apostólico, Christophe Pierre, explica qué cambios traerá la próxima visita del Papa Francisco a México. 

Y ¿qué cree que cambie en México después de esta visita?

Yo pienso que no va a cambiar todo, es un momento en un proceso. El Papa viene para tener un encuentro con la realidad. Él no es la persona que viene a cambiar todo de un día para otro sino que se traata de momento de encuentro de muchísimos católicos con su pastor, es una visita pastoral.

¿Puede ser el inicio de algo?

Ojalá sea el inicio de un proceso de comprensión, de cambio, de una nueva esperanza.

Tal vez lo que México necesita un poco más hoy es una nueva esperanza por parte de la gente,  porque hay un cierto pesimismo, todos lo sentimos. El pesimismo nunca es bueno por lo que necesitamos cierto entusiasmo para toda la vida, es un tema de reconciliación.

Ojalá en México el pasaje del Santo Padre sea como un aire fresco. Pero dejámoslo, porque eso va a ser un poco el reto, porque seguro que también habrá sorpresas, quién sabe.

¿Ha cambiado la relación del estado mexicano con el estado Vaticano en los últimos tiempos?

Está cambiando día a día, hay un diálogo permanente.

¿Más que antes?

Más que antes sí, yo digo que sí, no digo que no había antes pero bueno yo lo veo con una disposición de encontrarse, de hablar. Yolo veo con mucho optimismo, para mí, la relación es muy positiva. 

La entrevista completa la encontrarás en el suplemento especial “El Papa en México”. Disponible en la edición de Milenio Diario del 12 de febrero.