• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué debe importarte quién llegue al Congreso?
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 01:13 Hoy

¿Por qué debe importarte quién llegue al Congreso?

Elecciones 2018

El 1 de julio elegiremos 500 diputados y 128 senadores que por primera vez podrán reelegirse para otros periodos. Por sus manos pasarán la mayor parte de las decisiones que nos afectarán en la vida cotidiana los próximos años.
Publicidad
Publicidad

El 1 de julio, los mexicanos elegiremos algo más que a quien será el Presidente de la República: estarán en juego 18 mil 299 puestos de elección popular, entre ellos los integrantes del Congreso de la Unión

Si piensas que el foco de la discusión gira en torno a Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón lamentamos decirte que estás en un error y aquí te explicamos, de la mano de Óscar Mendoza y Rodrigo Sánchez Castellanos, consultores de Pauta Política ¿por qué debe importarte quién llegue al Congreso?

El Congreso de la Unión está integrado por la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores y cada una tiene funciones muy específicas en el ejercicio de gobierno. 
En San Lázaro se aprueba el presupuesto federal y la ley de ingresos, que es básicamente cómo el gobierno obtiene los ingresos y cómo los gasta. 
El seguimiento de los recursos también recae en el Congreso, a través de la Auditoría Superior de la Federación, que depende de la Cámara de Diputados, cuya función es la fiscalización de las cuentas públicas que finalmente son aprobadas por la Cámara de Diputados.
En el Congreso se aprueban las reformas constitucionales, por ejemplo las reformas estructurales del Pacto por México.
El Congreso también palomea modificaciones a las leyes secundarias que son básicamente la forma en la que aterrizan las leyes generales y también tiene a su cargo la aprobación de nombramientos relevantes, entre ellos los integrantes del Sistema Nacional Anticorrupción, o la terna para el fiscal general de la República. 
¿Por qué importa el Congreso?

Óscar Mendoza

“(El Congreso) tiene muchísimas funciones y muchas cosas que nos afectan a nosotros como mexicanos día a día de cambios de leyes que en la gran mayoría suceden en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores. Muchas de las cosas que hace el Presidente y de las que nos quejamos pasan por el Congreso”.

Así el aumento en el precio de la gasolina habría sido imposible sin la liberalización de los precios que se aprobó en la Cámara de Diputados, la desindexación del salario mínimo o el cambio en la fórmula para que los partidos políticos reciban menos recursos a partir de los resultados que obtengan en esta elección, por poner algunos ejemplos. 

Además, como resultado de la reforma política, a partir de 2021 los diputados tendrán la posibilidad de reelegirse, es decir, que hay una alta probabilidad de que quienes lleguen a San Lázaro permanezcan en el cargo hasta por cuatro períodos más. 

Y los senadores pueden reelegirse hasta por 2 periodos, esto quiere decir que en 2024 podríamos estar votando a los mismos senadores que el domingo elijamos por el principio de mayoría relativa. 

¿Por qué importa quién llegue al Congreso?

Óscar Mendoza

“Por primera vez va a haber un ejercicio legislativo de largo aliento. Yo recomiendo mucho a los ciudadanos, a partir de que inicie esta nueva legislatura, dar seguimiento amplio a sus legisladores porque podremos evaluar su trabajo y ver si hicieron o no lo que prometieron a lo largo de las campañas”.


Consideraciones nivel experto para elegir a tus legisladores

Si ya caíste en la cuenta de que no todo en 2018 es la elección de Presidente sigue leyendo porque ahora sabrás por quién votas cuando eliges a tu diputado y a tu senador. 

El Congreso de la Unión se conforma por dos cámaras, la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores. La Cámara de Diputados se integra por 500 diputados, 300 de ellos de mayoría relativa, 200 de ellos de representación proporcional o ‘plurinominales’. 

La Cámara de Senadores está integrada por 128 legisladores, de los cuales 64 son electos por mayoría relativa (que son los candidatos que obtuvieron el mayor número de votos); 32 senadores corresponden a la primera minoría (que es la fórmula de candidatos que obtienen el segundo lugar en el número de votos).

Los 32 escaños restantes serán elegidos mediante listas votadas en una sola circunscripción plurinominal que son asignadas a los partidos políticos a partir del resultado de la votación obtenida por los partidos o coaliciones en la elección.

¿Cuál es la fórmula que existe para asignar a los plurinominales y quién se encarga de la distribución?

La asignación de espacios en el Congreso la lleva a cabo el Instituto Nacional Electoral después de que concluye el conteo distrital, y aunque la fórmula de distribución de espacios plurinominales es muy compleja, hay algunas líneas generales para saber cómo se dividen los 200 diputados de representación proporcional y los 32 espacios en el Senado.

Lo primero que los partidos y coaliciones tienen que cumplir es haber registrado candidatos en al menos 200 distritos de mayoría relativa. 

Haber alcanzado por lo menos el 3 por ciento de la votación válida emitida, el umbral indispensable para que el partido mantenga el registro; si el partido no tiene registro no puede tener diputados plurinominales. 

La fórmula es el total de la votación efectiva —la votación total, menos los votos nulos y los votos de partidos que perderán su registro— entre el número de curules a repartir, esto da un “cociente natural” que se divide entre la votación que obtuvo cada partido. 

Los dos partidos con el mayor número votos “remanentes” después de la asignación, obtienen los escaños restantes, de acuerdo con Verificado.

Los lugares asignados a cada partido se distribuyen entre las cinco listas regionales por circunscripciones con un máximo de 40 diputados por cada una.

Hay algunas consideraciones:
  1. Ningún partido puede tener más de 300 diputados por ambos principios en la suma de legisladores. 
  2. Hay una regla para evitar la sobre representación que dice que ningún partido puede tener más del 8 por ciento de la votación válida emitida para diputados adicionales de plurinominales. 
  3. El principio de representación proporcional es para lograr que todos los partidos estén representados. Si un partido obtiene un porcentaje mayor de lo que le corresponde estaría sobre representando, más allá de la decisión que emitió el electorado.
  4. Es decir, si un partido o coalición gana los 300 distritos electorales no puede tener diputados plurinominales. 
Si voto por una coalición y cruzo el emblema de uno o dos o los tres partidos que integran la alianza ¿Para quién es mi voto cuando se trata de representación proporcional?

Si marcas en la boleta que te entreguen el primero de julio más de un emblema de partido que estén en coalición, ese voto va a contar como uno solo para el candidato de mayoría relativa. 

Sin embargo, en el tema de representación proporcional funciona un poco diferente. 

Si marcas los tres partidos que están en coalición ese voto se puede dividir entre tres, si marcas dos se va a dividir entre los dos. 

Si votas por sólo un partido, el voto va para el candidato de mayoría relativa y en representación proporcional sólo para los candidatos de ese partido. 

El voto en mayoría relativa aplica para toda la coalición, pero para la representación proporcional solamente se lo estás dando a los partidos que cruzas en la boleta. 

Una última consideración para tener en mente, cuando uno llega a la casilla va a encontrar que el nombre del candidato puede estar repetido varias veces dependiendo de la coalición. 

En los convenios de coalición que los partidos inscribieron en el INE y que fueron aprobados quedó establecido a qué partido va el voto en realidad y por ello es importante saber a quién le estás dando tu voto, explicó Rodrigo Sánchez Castellanos. 

¿Por qué importa quién llegue al Congreso?

Rodrigo Sánchez Castellanos

“Hay que tener mucho cuidado porque no en todos los distritos electorales hay coalición, entonces no se tienen que ir con la idea de que todos los partidos están coaligados en todos los distritos”, dijo.

Por los acuerdos de coalición sí pueden tener mayoría en el Congreso cuando se conforme la próxima legislatura y se defina cada bancada “si llevan carro completo, por decirlo de alguna manera, sí pueden tener más de 300 diputados, pero no porque se los haya asignado el INE, es por cómo los partidos decidieron dividir su votación”, explicó el consultor. 

El principio de sobre representación no aplica para los distritos ganados por mayoría relativa, es decir, si un partido gana los 300 distritos y la votación que obtiene es menor al porcentaje, aún así se le darían los 300 espacios para diputados.

Plurinominales en el Senado

La fórmula para elegir a los senadores plurinominales es exactamente igual que la de los diputados, pero hay dos excepciones: no aplica el tema de sobre representación y no existen circunscripciones.

Entonces para la asignación de espacios plurinominales en el Senado, el INE toma en consideración los votos obtenidos en todo el país.

En el Senado la primera minoría es para el partido que obtiene el segundo lugar en votación y se lleva un senador en cada estado. 

El día de la elección cada ciudadano que acuda a la casilla recibirá una boleta que dirá Senador de la República, y aparecerá el logo del partido con dos nombres, que son las dos fórmulas que escribió cada partido o coalición y que son los primeros 64 senadores.

Después el segundo lugar obtiene sólo el primer nombre, es la primera minoría.

Y en la parte de atrás de las boletas viene el listado de los candidatos por representación proporcional.

Y si es tan importante el Congreso ¿por qué parece estar fuera de la discusión? 

Porque es complejo entender la labor legislativa. En el Congreso se discute y se aprueba la mayoría de los cambios a nivel federal y eso implica mucho nivel de especialización y mucho nivel de detalles, dijo Óscar Mendoza.

Por ejemplo, cuando estaban en discusión las reformas estructurales, la mayoría de la gente sabía que se estaban aprobando en el Congreso, pero cuando votaron 6 años antes no estaban pensando en que todas estas propuestas iban a pasar por el Congreso, sino que son propuestas del Presidente y que el Presidente las puede aprobar casi por arte de magia y la realidad es que casi todo lo que propone el Presidente tiene que pasar por el Congreso de la Unión, sea en Cámara de Diputados o de Senadores, dependiendo las funciones. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.