Pese a objeciones del INE, PRI mantiene coalición 'Meade Ciudadano'

El partido explicó que no existe ninguna restricción sobre mantener el nombre de la coalición, ya que la única prohibición legal es a que no contengan alusiones religiosas o raciales.

Ciudad de México

Pese a la oposición del Instituto Nacional Electoral, el Partido Revolucionario Institucional decidió mantener el nombre de 'Meade Ciudadano' en la coalición que integra con los partidos Verde Ecologista y Nueva Alianza.

En una tarjeta informativa, el partido explicó que al no existir ninguna restricción al respecto, ya que la única prohibición legal que puede estar asociada a las denominaciones de las coaliciones electorales es a que no contengan alusiones religiosas o raciales.

En este sentido, el partido considera que cualquier interpretación que pretenda limitar el principio de libertad y autodeterminación de los partidos políticos en donde se pretenda imponer un nombre a la coalición constituiría una limitación excesiva y, por tanto, sería inconstitucional e ilegal.

No obstante, los consejeros electorales han manifestado sus preocupaciones por el impacto que podría tener el nombre de esta alianza electoral en la equidad de la contienda, ya que durante el periodo de intercampañas el apellido de un precandidato podría seguir utilizándose.

Asimismo, la propia Unidad de Prerrogativas del INE informó a los tres partidos que mantener el nombre podría generar un beneficio al candidato presidencial por parte del resto de los candidatos que sean postulados, con lo que habría que asignarle una parte del gasto.

Tras recibir la repuesta del partido a un segundo requerimiento que se le realizó en torno al nombre, la Comisión de Prerrogativas habrá de sesionar este jueves para determinar la procedencia o no del convenio de coalición de PRI, PVEM y Nueva Alianza.

Posteriormente el asunto será turnado al Consejo General, quien será quien adopte la última palabra, ya que la autoridad electoral no está obligada a aprobar el nombre que le hayan propuesto los partidos.

Aun así, la decisión podría ser recurrida ante el Tribunal Electoral en caso de que no sea satisfactoria para dichos institutos políticos.