• Regístrate
Estás leyendo: Determinan propiedades físicas de asteroides desde el Inaoe en Puebla
Comparte esta noticia

Determinan propiedades físicas de asteroides desde el Inaoe en Puebla

Los investigadores contribuyen al conocimiento de las propiedades de los objetos cercanos a la Tierra.
Publicidad
Publicidad

La Cámara Schmidt, ubicada en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe) en Tonanzintla, comenzó operaciones para monitorear asteroides cercanos a la Tierra y determinar sus propiedades físicas y orbitales desde análisis que realizan científicos.

Con las actuales observaciones que se realizan desde la histórica Cámara Schmidt, los investigadores contribuyen al conocimiento de las propiedades de los objetos cercanos a la Tierra (NEOs, por sus siglas en inglés); además, se analizan los cambios del brillo de un asteroide en función del periodo de rotación.

José Ramón Valdés, coordinador de Astrofísica del INAOE, explicó que en los últimos tres meses, el telescopio está dedicado a la observación de asteroides del cinturón principal del Sistema Planetario solar y de asteroides cercanos a la Tierra.

Los NEOs son objetos que salen del cinturón principal de asteroides, se mueven hacia la parte interior del sistema solar y son atraídos por la gravedad del Sol, modificando sus órbitas.

“A nosotros nos interesan aquellos que en estas nuevas órbitas pudieran pasar cerca o incluso interceptar la órbita de nuestro planeta”, afirmó el astrofísico.

Los asteroides son residuos de la fallida formación de un planeta en nuestro sistema solar. “Son objetos rocosos y, a diferencia de los cometas, no tienen un contenido tan importante de gas y polvo. Se ubican, fundamentalmente, en el cinturón principal de asteroides, entre las órbitas de Marte y Júpiter. Los planetas en el sistema solar se formaron por aglutinación de pequeños fragmentos”, apuntó.

Para el investigador, el peligro real de un asteroide se tendrá cuando haya coincidencia espacial y temporal entre la órbita de un asteroide y la de la Tierra. “Si un asteroide entra en una órbita de colisión con la Tierra, no lo vamos a destruir porque en lugar de tener un problema, tendríamos muchos”, apuntó Ramón Valdés.

A 76 años de haber iniciado operaciones, la cámara Schmidt suma diferentes descubrimientos científicos, sin embargo, en los últimos años, ante la contaminación lumínica, se presentaron algunas complicaciones.

Fue en el 2015 cuando el Inaoe inició un proyecto de renovación de este telescopio que incluyó la aluminización del espejo, la limpieza de la lente correctora, la adaptación de un nuevo CCD y su correspondiente sistema de adquisición de imágenes, el arreglo del sistema mecánico, la instalación de nuevos motores y controladores y la puesta a punto de un nuevo sistema de control del telescopio.

“La renovación más reciente de la Schmidt incluye nuevos motores en el eje de ascensión recta y en el de declinación, que son las coordenadas para localizar los objetos en el cielo. Asimismo, se desarrolló un nuevo sistema de control, el cual es una adaptación del que elaboró el físico Sergio Noriega para el OAGH. Este sistema nos permite guiar tanto con el cielo como con los asteroides, nuestro objetivo fundamental”, finalizó el astrofísico.


ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.