Necesita Álvaro Obregón 110 mdp para evitar deslaves: delegada

La jefa delegacional María Antonieta Hidalgo dijo que tiene 30 millones de pesos en el presupuesto para 2016, pero que se requieren de 80 millones adicionales para prevención en zonas de riesgos.

Ciudad de México

La jefa delegacional en Álvaro Obregón, María Antonieta Hidalgo, señaló que requiere de 110 millones de pesos para prevención en zonas de riesgos y dar mantenimiento en minas y taludes que ya presentan riesgos estructurales.

Lo anterior durante la comparecencia ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Hidalgo, informó que tiene dentro del techo presupuestal previsto para el próximo año 30 millones de pesos, pero se requieren de 80 millones adicionales.

Lo anterior, para atender 10 puntos de los 100 kilómetros lineales de barrancas que se encuentran habitados en la demarcación de un total de 140 kilómetros.

La demarcación tendrá en el proyecto de presupuesto de egresos para 2016 que enviará el Gobierno central a la ALDF un techo de 2 mil 11 millones 247 mil pesos, la jefa delegacional pidió a los diputados locales una ampliación de 527 millones 94 mil pesos, para atender temas como servicios que por la orografía  de la demarcación resultan más costosos y requieren de más tiempo, así como para infraestructura social, mantenimiento de escuelas y gasto corriente como el pago de suministro de energía eléctrica y servicios de Policía Auxiliar, así como la creación de un fondo para mitigación en 73 asentamientos irregulares.

“Cuando hablamos de seguridad en Álvaro Obregón, estamos hablando también de los riesgos medio ambientales que tenemos que atacar, es verdad que se ha trabajado, que hay muros, que hay trabajo en barrancas pero una realidad es que es un tema de dinero en donde siempre pedimos apoyo”, señaló.

Los 10 puntos que representan riesgo están ubicados en siete sistemas de barrancas que atraviesan a la delegación de poniente a oriente y en algunas de ellas se tratade suelo de conservación, áreas de valor ambiental y áreas verdes y en su mayoría son asentamientos que van de lo regular a lo irregular.

Detalló que cerca del 80% de las barrancas y ríos están contaminadas, en muchos casos, debido a la descarga de aguas negras y grises a los causes, así como por la acumulación de basura e incluso cascajo lo que representa un riesgo permanente para la población que vive en las laderas.

Aunado a ello, 36 colonias se encuentran edificadas sobre suelo minado, dada la explotación de arena y grava desde la década de 1920;  además de ocho colonias que están asentadas sobre suelo de relleno de cascajo proveniente de los sismos de 1985.

Con respecto al tema de las medidas de austeridad, la delegada señaló que en la demarcación se requiere de más presupuesto, por lo que más que hablar de austeridad buscará que los recursos se administren de la mejor manera.