Mensaje para obispos no fue negativo: Lombardi

El vocero del Vaticano dijo que el discurso del Papa en la Catedral Metropolitana fue para invitar a los obispos a mejorar y a ser más responsables en su labor con los feligreses.
El Papa se reunió con los obispos en la Catedral de la Ciudad de México.
El Papa se reunió con los obispos en la Catedral de la Ciudad de México. (AP)

Ciudad de México

Federico Lombardi, vocero del Vaticano, dijo que el discurso del papa Francisco dirigido a los obispos en donde les pidió no tener miedo a la transparencia toda vez que la Iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar, no fue "particularmente negativo", sino fue una forma de invitarlos a mejorar en su labor con los feligreses, pues "no somos perfectos".

Explicó que los discursos del jerarca de la iglesia católica siempre tienen un mensaje con "palabras fuertes", y que la interpretación que se le podía dar es que los obispos deben tomar mayor responsabilidad en sus acciones.

Hizo hincapié en que el Papa contaba con un excelente estado de salud y que el pequeño resbalón que tuvo en la misa de la Basílica de Guadalupe fue debido a que tiene problemas de movilidad en su rodilla derecha, "de lo que él ha hablado" e incluso ha mencionado que se encuentra en terapia, ya que "con la edad es aún más palpable" su problema.

Destacó que un momento relevante para Francisco fue el cumplir su deseo de pasar un tiempo frente a la imagen de la virgen de Guadalupe, además de que la jornada del día de hoy fue significativa por la gran cantidad de mexicanos que lo esperaban en sus recorridos y en la plancha del Zócalo.